domingo, 13 de abril de 2014

Tú eres todo eso.

Como una ola
que adormece mi cuerpo tenso,
como una canción que acuna
mis pensamientos,
casi como una luz
que ciega mis desvelos...
Tú eres todo eso.

Como un cuento de hadas
y yo, la princesa encantada,
como un rayo en la noche
y yo, la rama prendida;
como el canto de un ave
y yo, el bosque en silencio,
casi el aroma de mi piel...
Tú eres todo eso.

Como el correr de un río,
como el vibrar de un eco,
como la sombra del frío
que estremece mi cuerpo.
Como el son de un palpitar,
como el desgarro de un beso;
como un lento despertar...
Tú eres todo eso.

2 comentarios: