lunes, 5 de mayo de 2014

Cuando te cierran el alma a tirones,
los oídos se quedan ciegos
y sordas las emociones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario