domingo, 20 de julio de 2014

De allí...


Es de entre los dedos
de donde se me escapa el aliento.
De entre los dedos, de allí;
es de allí desde donde no entiendo
por qué no puedo tener tu vida,
ni tu piel, ni tu cuerpo.
Es entre los dedos
de donde me nacen las ganas
de tenerte entero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario