domingo, 31 de agosto de 2014

El alma fría...

Y al final del día,
tan cansada
de perderme en la costumbre,
más te quiero todavía.

No eres luz, sino lumbre,
que me quita el tiritar
del alma fría...

No hay comentarios:

Publicar un comentario