viernes, 12 de septiembre de 2014

Bendita poesía...

¡Me dicen las malas lenguas
que no me junte contigo!
Que eres altivo,
arrogante y pendenciero;
que te pierden los amores
que te ciegas con el juego.
Que tu alma es inconstante,
tus verdades son a medias
y te sobran enemigos.

Pero tú, que todo lo cuentas,
que nada te escondes,
eres el pañuelo de mi pena,
eres el rincón de mi desorden.
Eres un poema.
Ese, ese es tu nombre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario