martes, 16 de septiembre de 2014

Ese no amor...

Es un amor maldito
ese que desprendes al mirarme...

Te abandonas a mi suerte,
a mi forma estática de tratar
tu enfermo amor por mi.

Y te exalta el aura,
te comprime el aire,
te revienta el alma
de tanto escuchar
los sonidos vagos
del devenir
de mis labios secos
para ti.

Cubierta la paz y el son
de esta inexistente melancolía
por poderte sentir,
me reprimo el eco de un instante
de consciencia consciente
de que ha llegado el fin.

Mi ausencia,
tu no existir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario