martes, 2 de septiembre de 2014

Eso es.

Es...ese sonar de tus silencios largos
lo que me entretiene el alma.

¡No preguntes qué!
No me digas nada...

Eso que derramas al mirar de frente;
eso, que al soltar el aire
me devuelve el ansia.

Ese algo que atempera los suspiros fríos
que se lleva el alba.
Eso que tú tienes y que nadie sabe
cuánto me hace falta.

No me digas qué...
¡No preguntes nada!


No hay comentarios:

Publicar un comentario