miércoles, 3 de diciembre de 2014

¡Quédate!

¿Te atreves a vivir sin mi?
¿A dejarme ausente?
De tus días, de tus cosas...
¿Te atreves a mirar al mundo
de frente?
Y gastarte la mirada
confundiendo entre la gente
lo que tantas veces yo te di:
mi camino errante,
perdido en sueños,
prendido de rosas,
prendado de ti...
¿Te atreves a no quererme más?
¿A no quererme?
¿Te puedes imaginar
un instante sin tener
un sitio fijo al que mirar?
¡Atrévete!
Yo soy consciente
de que ese día que no estés
no será por valentía;
quizás la vida se canse de verte
desgastado y deprimido.
Quizás la vida se canse
de no verte conmigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario