lunes, 14 de diciembre de 2015

Cuando miras...

A mi me gusta cuando miras
y cuando respiras muy hondo;
eso, me deja sin aliento.
Y te diría tantas cosas que no sé...
Podría besártelas
acariciártelas
mirarte hasta que supieras
qué haces de mi.
Decirlas, no sé.
Sólo siento.
Tanto...
No puedes estarme prohibido.

jueves, 10 de diciembre de 2015

La mujer, sigue viva.

Era un reguero de lágrimas bien repartidas; acompasados los suspiros...
Con cuánta clemencia amaba a la vida a pesar de tener clavados todos sus silencios: cada una de las injusticias que reparte quien no es humano.

    - Madre ¿cómo tiene hoy sus heridas?
    - Se curaron, mi niña,  se curaron...- Esa fue su despedida.
Yo te amo así
como se ama después de haber amado mucho
a quien nunca estuvo,
con el corazón cansado
y el recuerdo lleno de naftalina. 
Necesité dos vidas para vaciarme de ti.
Rompí silencios que jamás habían existido.
Resistí el letargo de un corazón húmedo...

    - Carmen ¿hablas de mi?
    - NO, mi amor; de mi mundo.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Es posible.

¿Será posible que derrames el amor?
Como si las nubes descargaran sus ovillos a los gatos... y en pleno juego de tus ojos con los míos se prestaran a escucharnos las sirenas; el estruendo de las prisas haciendo de las suyas..


Son cuatro los ríos que se vierten
en las aguas de este cuerpo medio seco:
las ganas de tenerme,
el exceso de vida que atormenta tus caudales,
el propósito de entregarte a quien funde
tus metales mas preciados
y esa boca tuya en mi boca
que ya intuyo traicionando
los placeres prohibidos.

lunes, 30 de noviembre de 2015




Mis letras fueron lamentos hasta que el tiempo las hizo suspiros...
Me apuñaló la vida a traición pero yo, que siempre sigo, me arrastré buscando un color que distrajera mi mirada mientras el cuerpo solo veía la muerte.
Tan efímero, tan intenso...
Ni siquiera sé cómo llamar a eso que pasó. Fue veloz, como un remolino de viento que eleva todo a los aires, en desorden. Como una locura en tiempos de espera.
Después, hizo justicia la razón y repartió por donde pudo los escombros. Al menos quedaron en pie las estancias para guardar tantas cenizas.
En gris pasaron muchos días mis recuerdos; en blanco mis noches y en rojo mis manos intentando calmar mis costados -el cuerpo duele cuando el alma llora-.
Y así quedaron en tabla mi pena y su juego.


Sólo digo que el tiempo cura, que la paciencia es grata para las heridas y que no hay fuerza más fuerte que mi amor a la vida.
Y que el juego, acaba cuando termina la última partida...

domingo, 29 de noviembre de 2015

Desde mi inocencia, amé tanto...
Aún más que desde mi osadía.
Y aún más que desde el resto de mi.


Pero no es lo peor haberme gastado
sino haberla perdido.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Escríbeme...

No rimes conmigo si no quieres
pero versa cada espacio en que me tengas
y yo haré de tu vida poesía.
Deja que nos lean entre líneas...
Deja que seduzca con mis versos
esos miedos que te paran la locura
de quemarte en este fuego;
éste que provoca la escultura
de tu cuerpo con mi cuerpo.
No detengas las caricias de mi boca,
porque a cada poema que recito
se envenenan de dulzura
el canal que en nuestras venas
queda escrito...



Mi resto de ti...



Si trata de encontrarme un día, quizás
donde parece que termina la vida
mis manos sigan acariciando
tantos, tantos sueños ahogados
en el mar de sus mentiras.


Si trata de buscarme, déjelo,
mejor no siga.
Porque yo desperté una mañana
sin saber dónde estuve dormida.



Con el cuerpo roto
y el silencio lleno de espinas.


Después me amaron;
yo no pude todavía...

jueves, 19 de noviembre de 2015

A la altura de mi deriva

Tan exquisita tu boca
y esa manera tuya
de contonearte a mi altura...
Parece que te hicieran
el vaivén de las olas
a media luz
y a escasos milímetros
de mi cintura,
en ese justo momento del día
donde se acuesta la tarde
y se vuelve rebelde la vida.
¡Recoge mis velas blancas
y el ancla, que sigue hundida!
Calienta el aire que respiramos
y deja que pierda el norte.
Víveme a la deriva...













lunes, 16 de noviembre de 2015

Rojos


Rojos
los atardeceres del alma,
los recuerdos airados,
la última hora del mar...
Y tú
y yo
y este río de ganas
que nos crece en el corazón
sin saber si habrá mañana.











miércoles, 11 de noviembre de 2015

Tus ojos: mi hiel.

Yo podría hacerte un cuento
de cada mirada y a oscuras,
sin verte los ojos siquiera,
adivinar el final
que sin duda quisieras.


No obstante -y teniéndote en cuenta-
me imagino que hay escenas
de esta historia, donde nada que dijera
podría asemejarse a eso
que en tus ojos encierras.


Escalofríos de muerte
-y no exagero-
me arrancan de los dedos
las ganas de escribirte,
pero no debo...

Con permiso...

Si un día te llamo amor
¿puedo?
Si no tengo a quien querer
¿puedo?
Si me mata la ansiedad
y te busco, aunque no estés
¿puedo?
Y si me fallan las musas
y necesito un cuerpo
al que abrazarme y sentir
¿puedo?
Claro, tú no tengas en cuenta
quién soy
ni qué hago aquí.
Esto y yo somos letras,
pero habrá días
que sea la única canción
que de sentido a mi espera...

martes, 10 de noviembre de 2015

Mi querido desconocido:
Hoy noté su esencia hasta en el filo de esta calle sin sentido que transito
día y noche, hasta en las aceras de un rio de vida que recoge mis ansias
cada mañana; en las orillas de mi boca noté su esencia...
Mi querido amor, hoy escuché el sonido de su respiración, que a veces me
jadea en el pecho como si
las prisas por tenerle me vistieran el cuerpo con una carrera loca.
No sabría decirle cuánto puedo sentirlo; de verdad que no. Y tampoco podría explicarle a qué se debe esta sonrisa boba que adorna cada momento que está en mi. Pero en este algo que usted no sabe porque yo no sé decir, está envuelto el olvido de una pena que me hizo esclava del dolor y que hoy, decido que dejará de existir...

viernes, 6 de noviembre de 2015

On-Off

No ¡yo no!
¡Tú eres una locura!
Uno de esos remedios
a la soledad urbana,
a la crisis de cualquier edad
que se hace tangible en la piel.


Tú, tus hormonas rabiosas,
esos ecos acompasados
de tu respiración a dos infartos de mi.
La celeridad de tus dedos
buscando un botón
que desabroche el resto de la noche...


Eres tú, no yo
quien enciende y apaga
la vida que nos queda por gastar.
Me provocas cada esquina
y te vas...
a por otro sorbito de aliento.
Después, me sonríes a los ojos
y yo...
respiro a tu encuentro.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

La culpa


Si alguna vez sentí
irse la vida de mi
no fue tu culpa.
Y si alguna vez
la vida sintió que me fui
en esta sí,
porque a distancias oscuras
no guardan las maneras
querer o no vivir
se prorrogan simplemente los instintos.
Tu sin mi, apenas no.
Ni yo sin ti.



viernes, 30 de octubre de 2015

Sintiéndote

Este momento tan tuyo y mío
 tú aire y alma
 yo mar sin calma...
 No digo.
 No quiero decir
 no digo.
 Siento
 respiro
 y comprendo...
 No estás.
 Estás conmigo.

lunes, 26 de octubre de 2015

Tú: mi origen.


El origen de mis ganas lo llevas puesto. Y es en ese abrigo de seda donde quedará guardado el calor de mis instintos. Deja que desnude tu piel; abrígate a mi...

domingo, 25 de octubre de 2015

Alguna vez me ha dado la impresión de que echas de menos sentir lo sencillo, lo inusual en la trivialidad de la vida. ¡Déjate de renombres!Eres un hombre, sólo eso; un hombre solo. ¡Permítetelo, por dios! No eres lo que representas, eres mucho más. Un hombre... ¡Siéntete! Y deja que te sienta yo. Saca eso de ti que nadie escucha y que a mi me importa. Es más, es que no me importa otra cosa de ti que no sea eso que nadie escucha.
Te quiero conmigo, roto y feliz de romperte. ¡Y si tengo que ir a morderte los labios, lo haré! ¡Sabes que soy capaz!
Quiero que vueles a mi lado, quiero que escapes cada vez que me huelas y quiero que olerme a cada instante que necesites sea salirte de ti; que no quieras más que olerme.
Seré ese lugar donde nadie te ve, tu escondite, tu abrazo amargo o dulce, ese calor que desprenden las ramas quemadas,
como tú y como yo. Ardidas hace demasiado...
Porque eso somos, deseo y vida. No importa que nunca me alcances ni yo a ti, pero debemos volarnos juntos hasta perder la cabeza.
Y porque no es vida la vida corriente -no es suficiente, créeme- abrazame siempre que no quieras. Y cuando quieras, también. Yo seré lo que no sabes que te pasa; estaré en ese lugar que no existe para ti. Sólo porque los dos somos más de lo que sabemos y menos de lo que quisiéramos ser. Apenas nada, pero queremos sentir y para eso, sólo hay que existir...

jueves, 22 de octubre de 2015

Cada día...


Le recuerdo vagamente
¡Y fíjese! Fíjese qué ironía
que apenas me queda pensarle
cuando estoy dormida...


Le recuerdo tiernamente
¡Y mire usted! Mire qué osadía
si me hizo amarrar las manos
para no arrancarme la vida...


¡Le recuerdo! Le recuerdo señor
que era yo quien no quería
quererle y hoy soy yo
quien le quiere todavía...


Donde quiera que me quiera
¡quiérame! Hágalo toda la vida
y recuerde que en mi espera
le recuerdo vagamente.
Cada día...

Sin querer te quiero, desde que quisiste quererme. Pero lo peor de esto es que quererte o no quererte no depende de que tu quieras. Ni de que yo deje de querer. Depende de que a veces no hay manera de querer lo que ha de ser y debe ser que esto que quiero, no lo debo querer...

lunes, 19 de octubre de 2015


He pasado muchas veces por tu calle
buscando aquella mirada;
y no quise ni mirar
por si a caso te veía
y ya no me mirabas...
Y es que a veces coinciden las miradas
y aunque siga la vida sin más
no hay más vida que esos ojos que te miran...



sábado, 17 de octubre de 2015

Estaba pensando que hay puntos de vista y puntos de ajuste... Unos ponen los puntos adonde le alcanzan los ojos y otros, nos ajustamos hasta el punto de perder la vista. Y es justo en este punto donde amplias la visión de la vida...
 No piensen; esto sólo es un punto de vista..
Sentarme frente al mar, reír en la cama con mis hijas, levantarlas cada mañana de su vida, tomar una cerveza con los amigos, escribir mientras veo llover, confiarme a la familia... No soy más; estoy llena de cosas sencillas y estoy hecha de momentos exquisitos. Qué más se puede pedir...

martes, 13 de octubre de 2015


¡Ay!
En este río de vida
quise beberme sus ansias
porque era mío, señor
porque era mío...
Y pasear sus besos
por mi boca,
estancia de mis ganas locas, señor
¡de mis ganas locas!


¡Ay, Dios mío!
Qué me duelen las manos
de remarle en este río
a todas horas, señor
a todas horas tan frío...
Le esperaré un día más
y después otro...
Porque sé que detrás de esta vida
no hay más vida que usted
ni más espera que la mía.
Porque sé que no esperarle
es dejar de vivir un momento
en que se para el corazón
mientras comienza la vida.
Y a pesar de saber
que en esta espera no hay razón
y ni siquiera la vida está viva
esperaré, porque usted señor
es mi vida. Entera...

viernes, 9 de octubre de 2015

Cada vez que tus pies se paran se agota un poquito la posibilidad de llegar a ese lugar donde nadie te esperaba.
 No dejes de sorprender a la vida...

jueves, 8 de octubre de 2015

Su voz...

Guardaré el eco de su voz
 donde más clavado quede en mi, allí
 donde un nudo de recuerdos
 no deje pasar ni el aire, aquí
 donde duelen las distancias obligadas
 donde el alma insiste
 donde todo acaba cada vez
 que se llena el silencio de canas;
 aquí dentro, señor,
 donde la vida sin su voz
 se me escapa...
 ¡Maldito eco callado!
 Maldita voz apagada...
 Morirá la Luna cediendo su brillo
 a este mar de lágrimas
 cada mañana...

lunes, 5 de octubre de 2015

Reproches

- ¡Y en cambio tú...! -dijiste.
 Y en cambio yo callé.
 Tu creíste decirlo todo;
 yo supe que todo estaba dicho...

domingo, 4 de octubre de 2015


Por qué te fuiste, mi amor
si te llevaba en la sangre.
Por qué te fuiste de mi, amor
si sabías que no podría respirar de otro aire.
¿Tanta falta te hacia recorrer otros mares?
¿Tan cansado quedaste de aquel, nuestro baile?
Yo solté mis tacones aquella tarde...

miércoles, 30 de septiembre de 2015


He pensado crear un lenguaje
 para que me creas
 porque entenderme
 entiendo que es otro camino
 al que tú no llegas.
 En cambio yo,
 respiro cada golpe de aliento
 que me dejan tus huellas
 y no porque comprenda
 sino porque allá
 donde fueron tus pies
 sé que existió la belleza.
 Y es sublime perderse
 en caminos que no esperas...

martes, 29 de septiembre de 2015


Algunas conversaciones se quedan amargamente a medias por el simple hecho de dejar distancias entre dos bocas...
 No debí esperar al tiempo; el cuerpo no entiende de espacios vacíos.
 Y el alma no sabe de horas.



lunes, 28 de septiembre de 2015


Hay tres cosas que marcaron hasta hoy mi vida: el olor del césped recién cortado, el ruido al pisar las hojas secas y tu voz susurrando mi nombre. Pero sólo tú marcaste la diferencia entre sentir la vida y sentirme viva...

domingo, 27 de septiembre de 2015


Me dijeron que la vida
 y la muerte van de la mano.
 ¿De qué mano, Señor?
 ¿Y a dónde van?
 Porque yo entrelazo mis dedos
 con quien no quiere perderme;
 porque yo agarro la mano
 de quien me invita a sentirle
 pero la vida, Señor,
 es un látigo despiadado
 que se enfrenta a su suerte
 y la muerte, Señor,
 el descanso de aquel
 que ya ausente, se fue de la mano
 de quien quiso tenerle.
 ¡El amor es quien queda
 de dos manos calientes!

jueves, 24 de septiembre de 2015


Yo perdí mi cuerpo en tu cuerpo
 aquel día que no fui de ti;
 aquel día que sin perdernos,
 ni ganarnos, ni podernos despedir,
 trazó la vida una linea tan fría,
 ¡tan fría! tan cruda y tan gris,
 que mi cuerpo en blanco y negro
 despegó las ganas de mi
 para vivirte en este encierro.
 No vuela el alma sin alas el cuerpo...




https://m.facebook.com/photo.php?fbid=1005768206133827&id=100001019723108&set=o.223390311120609&refid=17&_ft_=top_level_post_id.1005768206133827%3Atl_objid.1005768206133827&__tn__=%2As

lunes, 21 de septiembre de 2015


Esta forma descarada y oblicua que tengo de enfrentarme a la vida, esta misma, me arranca de cuajo las alas a cada segundo, de la misma manera que me abre las puertas del cielo y me invitar a volar. ¡Qué vida ésta! ¡Maldita descuidada y enferma de locura!
No se vive porque se quiera y no se deja de querer aunque apenas quede un hilo de vida, pero aun así, suceden los días como si nada. Definitivamente no domino su idioma y ella no controla mis formas...

miércoles, 16 de septiembre de 2015

¿Cree en el pecado?
 Porque cruzar una linea lleva poco y cuesta tanto...
 Porque estar a otra altura no depende de cuánto exijas al vuelo; más bien con quién sigas volando...
 Y porque hay luces que se apagan aunque debas seguir tus pasos, a oscuras, en silencio, vigilante y templado...
 No sé si vivir es andar con el cuerpo firme y el corazón desgastado, o doblegarse al amor y mandar el cuerpo al diablo, porque si es esto señor, igual que usted, estoy pecando...

sábado, 12 de septiembre de 2015


Las cosas más bonitas que he escrito en mi vida han salido de ti. Desde mi madurez, desde mi desidia y desde mis ganas de ser lo que soy.
 Contigo he sido esclava y libre, volé y he perdido la consciencia por falta de aire; contigo he sido todo y has conseguido a veces que no quiera ni ser.
 Me perdí en ti y me encontré contigo; me senté a esperarte y pasaste muchas veces sin que te viera. Estuvimos escondiéndonos y deseándonos constantemente.
 Mi Vida, he querido quedarme contigo y ser valiente. Ahora te toca a ti darme otra oportunidad. Tú y yo seremos felices, o no, pero estaremos juntas. Empezar de nuevo será nuestra costumbre...

jueves, 10 de septiembre de 2015


¡A veces lloro de tan hermosa que es la vida!
No me canso de soltar riendas a tantas emociones que me provoca. ¡Qué explicación pueden tener las cosas bellas!
Se miran con el alma, se respiran con el corazón encogido y se suspiran como si fueran el último aliento cada vez.
¡A veces lloro de pura impotencia! Por no saber abarcar cada instante del día ; se me escapan por incapaz de ver sus colores a la vez y no, no me aguanto...
Y a veces lloro porque no puedo ser nota y letra, porque en mis melodías no me basto, me haces tanta falta que haré de este grito nuestra canción.
Tú cantarás a mi oído y yo, lloraré de emoción...



miércoles, 9 de septiembre de 2015


Tan lenta agonía de tenerte dentro y no saber de ti...
Un día sentirás mi vacío en el hueco de tus labios;
un día que no esperes que amanezca como otros,
porque se siente, se presiente el destierro.
No es en vano el miedo; acusa el cuerpo el desgano de la vida.
Así como otras veces se supone la alegría...
Desperté al amor para un rato,
tan efímero sentir de este corazón enamorado de la estupidez.
¿Y a cambio? La razón.
¿Y en cambio? Silencio...

domingo, 6 de septiembre de 2015

Creo que hoy no escribiré.
No, señor, ya no sé ni qué decir.
Mirando atrás, un sueño inalcanzable;
mirando adelante, un sueño imposible.
Pero es que mirándole, ¡mirándole, señor! es un sueño...
Sólo un sueño; nada menos que un sueño y yo,
creo en los sueños.
Señor, ya no sé ni qué decirle.
Por eso hoy, no escribiré...
Tengo tantos motivos en el alma como silencios en los dedos. Y es que a veces las palabras no tienen sentido cuando no tiene sentido nombrar lo que se siente.
Otras veces, una sola palabra da sentido a todos los silencios que enmudecieron el corazón, pero en una de estas otras veces, la razón se impone y es el silencio quien responde a la palabra. Callando para siempre...

Ni de aquí, ni de allí...


Tantas veces soy de ningún lugar...
Ni de aquí, ni de allí; instalada en el recuerdo de quien quizás un día fue feliz a mi lado.
O de quien aun aborrece mis maneras agrias de guardar silencio; o mi implacable necesidad de comunicarme con un mundo que yo invento a pedazos ebrios de sinceridad.
Quizás yo esté en las manos de un destino que no conozco, o en la casualidad de no encontrarme nunca donde me busca la suerte.
Hay razones quizás para yo no estar...
No me doblega la vida, resisto atrincherada a la espalda de mi propia lucha; esta guerra tantas veces ganada como perdida...
¿Y yo? Esperando encontrarme conmigo, a las afueras de mi.
Esperando tiempos mejores, esperando tiempos. Y así dejaré atrás la historia vivida: a la espera de vivir...

sábado, 5 de septiembre de 2015

Parece que siempre ando confundida. Siempre me equivoco -eso dicen-.
Y yo sé que a veces dudo de mis propios pasos pero nunca de los pasos de los demás. Quizás ahí también me confunda, pero no es mi naturaleza dudar de otras capacidades, de otras formas de afrontar la vida. No soy juez ni látigo y sin embargo, llevo el cuerpo cargado de cardenales que otros me imponen como penas por sus propias culpas: las de juzgarme.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Constantemente busco la soledad. Como si ella me hubiera provocado una adicción casi enfermiza. Y creo que igual le provoqué yo; nos necesitamos de frente, llenándonos de silencios el cuerpo y de vacios los recuerdos amargos del corazón.
Me mira desde lejos, celando mis conversaciones y mis risas y yo, desde ese momento no quiero ser de nadie más.
Otras veces se distancia, orgullosa y egocéntrica, pero en ese espacio muerto siento su necesidad de mi. Y salgo a buscarla; al encierro donde guarda hasta mis suspiros.
Y allí nos amamos. Y allí nos despedimos cada vez. Y allí volvemos a encontrarnos.
Nos pertenecemos porque nos unió la libertad de habernos buscado...

jueves, 27 de agosto de 2015

DIARIO DE UN AMOR.

Traía el semblante serio.
- ¿No tienes hambre?- sus ojos me clavaron la pena de por vida...
- Estoy cansado.
Y de sus dedos abiertos colgaba la explicación de un dolor tan intenso como el azul de su distancia.
Fijé mi atención en su silencio inmediato y profundo, donde su cabeza inclinada dejaba caer un reguero de llantos contenidos. Y abracé sus miedos; como si a mi lado estuviera segura su vida.
Y sentí su cuerpo frío, acomodado a mis brazos, al calor de otra vida cansada de helar las ganas del corazón.
No hubo un por qué, ni una razón.
Hubo un instante inmenso, de dos seres humanos que quemaron el último aliento hablando de amor...
Sólo un instante, pero solos tú y yo.

viernes, 21 de agosto de 2015

Alguien queda...

Aun tenía los ojos tristes. La maldad de la vida asomada a dos faros apagados...
Cuánto duele la vida que no se espera, la que sorprende a una espera inocente. Se arruga el alma, se gasta el aire y en un cuerpo podrido la mejor sonrisa es llanto amargo.
Inmensa isla apartada del mundo.
La soledad del que no está solo más que de si...
Y te amarran el alma, y te hacen jirones la templanza y la paz ¡cuánto dar por sentirse ser!
Y decides vivir, porque no puedes decidir y entonces lo hace la vida. Y ella confía en ti. Y desata tus alas, y le pone nombre a tus vuelos...
Y despierta el alma. Se puede respirar de otro aliento, se puede. Alguien existe que escucha el silencio, que mira los ojos tristes y hasta ve donde no quedan luces.
Alguien queda después de nada...

lunes, 17 de agosto de 2015

Me alumbran tus candiles.
Y en esta media luz me hacen prisionera cada una de tus letras.
Apenas importa la vida; se esconden las redes en las aguas de tu mar,
de mi mar salvaje y apenas importa la vida...
¿Por qué meces mi cuerpo al compás de tus olas?
Debieran dormirme tus brazos y cegarme tus brillos y en cambio,
te miro a los ojos hasta quedarme despierta
y me sueño calmada de ti sin rozarte siquiera el aliento.
¡No te vayas de mi!
Regálame un cuento...

sábado, 25 de julio de 2015



Qué injusta la mirada que se queda en el aire,
porque deja los ojos vacios y el corazón sin respuesta.
-¡No seas cobarde! Devuélveme lo que quiero ver y yo a cambio,
te estaré mirando toda la vida...

jueves, 9 de julio de 2015

Nuestros caminos

¿Te acuerdas de aquel caminito?
 Tan corto y eterno...
 Nos perdimos cada vez que quisimos encontrarnos;
 cada vez.
 Tú me hablabas a los ojos y yo sentía
 cómo a medio camino chocaban mi respiración y tu aliento.
 Y así se apagaba el dia, respirándonos y alentándonos la vida...

miércoles, 8 de julio de 2015

Nos crearon de distinta madre.
Y en un mismo sueño,
tú te vestiste de sal y yo,
me impregné de aire.
Nos meció el mismo ritmo
y miramos el mismo gris.
Nos amamos.
Pero tú despertaste un día
aún sabiendo que yo, no volé por ti...

martes, 7 de julio de 2015


Qué bajo es hoy nuestro vuelo;
nos miramos casi a los ojos.
Y es que la vida se tuerce hermosa
-muy de vez en cuando-
y no apetece perderla de vista.
Me encantó tenernos tan cerca,
nosotras, que a veces fuimos una...

viernes, 3 de julio de 2015

Sólo una vez...


Te rocé una vez; tan delicadamente...
 Y en esa caricia dejé mi vida a merced de tus maneras, de tus olores, del color de tus ganas.
 Una vez sólo te di de beber de mis ansias transparentes y hoy, nos ahogamos juntos en este pozo de aguas dulces...



martes, 30 de junio de 2015

Infiel

Mirarte a los ojos y entender a qué saben tus mañanas...

Me gusta lo desconocido de cada sonrisa que no me dedicas
y es que tanto te divierte saber sólo tú como que yo no sepa.
En ese misterio que tu creas, que tú crees dejarme ausente,
yo me pinto los labios de deseo, de sabores exóticos e irreverentes.
Qué pena que entonces decidas irte; a volar, dices...
Porque yo, vestida de engaño, envuelta en olores a traición consentida,
me entrego a otros brazos donde alcanzar el cielo.

Amanecer de nuevo y mirarte a los ojos
es dejarte sólo en tu misterio,
entender a qué saben tus mañanas
y el por qué de tus olores ácidos.
Y tenerte pena por esa soledad que abrazan tus alas...

lunes, 29 de junio de 2015

A estas horas...


¡Cuánto te extraño! Ahora que la indiferencia se aprovecha de mi...
 Sola, tan de nadie como las tardes vacías, como el agua que derrama el cauce al pasar.
 Si al menos pudieras templarme el aire, si pudieras al menos acunarme la pena de no verte más.
 Yo sé que en este hueco que hoy me dejas se duerme el hilo de una historia que no tiene final, porque no acaba el día sin que terminen sus horas...

domingo, 28 de junio de 2015

De sal a sal...

Aquí sentada, en esta ausencia mía y de mi, no puedo más que contarme cuántas historias llevo escritas en el alma. Y es que apenas un movimiento del aire que ahora pasa, me abre las escuelas del corazón.
A veces, mirar el mar cuando caen las luces me basta para sentir a mi niña solitaria, entregada a un sueño de cristal donde él y yo nos escuchamos y entendemos como nadie en el mundo: de sal a sal. Como él y yo nos comunicamos, nos contamos la vida. De frente, con la furia hecha olas, con las penas hecha sal. Como él y yo entendemos el mundo. Con los brazos abiertos a la muerte, el peligro en nuestras propias manos y con el alma transparente. Con nuestras aguas frías, heladas en la noche oscura y templadas donde el sol nos acaricia.
Él y yo nos entendemos con apenas mirarnos y sabemos que el viento nos cambia el semblante. Y tenemos la inmensidad y nos hacemos gota; y no hay días iguales en nuestra estancia, quieta que parece, llena de corrientes que a veces sólo a nosotros nos arrastra.
En esta ausencia mía, casi de mi, las mareas de mi mar escriben su nombre en mis orillas...

jueves, 18 de junio de 2015

Cuando llega...

Te encarcela el alma...
Como si antes de él te agotara la vida en libertad,
como si hacerte suyo fuera una opción
que apenas el cuerpo duda.
Cuando llega el amor, siempre quiere más;
cuando llega el amor el resto,
queda a la distancia prudente de no existir...

sábado, 13 de junio de 2015

Sí, sin alma...

¡Escribir un nombre y darle vida!
Yo no sabía que un cuerpo sin alma
llevara el cielo entre los dedos.
No hubiera imaginado nunca
que en un renglón de besos
estuviera escrito el final de mis desvelos.
Y en un espacio que aún no es mío,
el futuro incierto de mis desvaríos
se disfraza de madura ingeniería
y con cierta maestría, me resuelve
un mundo entero y me llama poesía
mientras yo, simplemente lo quiero...
Esa almohada que tú y yo compartimos,
que llenamos de quejas cada noche,
que hundimos con nuestros pesares
y que aguanta el llanto de lo difícil de la vida,
es la misma que sabe de cuántos sueños
hicimos cada tramo de nuestra historia.
Y será la misma que nos vea dormirnos para siempre...

No es mentira la vida...

No, no hay mentira en el fuego, ni locura sin magia; por lo mismo que no queda cordura cuando te quema el alma. La vida es una llama que o mantienes encendida o ella misma te apaga...

jueves, 4 de junio de 2015

A dos islas del mar...

Dicen que a mar abierto, el viento nos trae el misterio de otras vidas y que en la noche, según brille la Luna se hace visible o no, el traje de nuestra historia.






Querido desconocido:
Me dijeron que ayer usted me estuvo siguiendo; que dejó su dirección por si a mi espalda había sentido el roce de su aliento y hoy, quería mirarle a los ojos.
Y puedo decirle que en la inocencia de mis pasos, su silencio presentó un camino que hoy llena de ilusiones mi reguero de días vanos.
No sé si es que pude sentirle o si acaso presentí su estancia cercana y pretenciosa; no sé si seguirá detrás de estas letras cuando lleguen a su destino, ni si tendrán respuesta. Pero escuche con sus dedos estas ultimas palabras que le dedico: tengo la vida llena de escombros adictos a la pena. No pise mi camino si sus pies no andan descalzos...




Atentamente, esta que le escribe.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Tus colores


Cómo puedo desear tanto tu boca ...
Quererte a la medida de la vida
no ha sido más que pasear mi cuerpo por tu ausencia;
vestir mis ganas siempre de sed,
de sueños que al amanecer apenas fueron sueños.
Cómo puedo desearte tanto y dejarte ir;
mirarte a los ojos y sólo verte de lejos.
¿Cómo puedo?
Cómo es que puedo respirarte y faltarme el aire sin ti...
Cómo puedo desear tanto tu boca
y sin volverme loca,  vivir...

miércoles, 15 de abril de 2015

Eres mio...

Te habilitas mis ganas
según tu voluntad
y en ese escarceo
de miradas vanas
tú crees que no te veo.
¿No será que te asusta
que te quiera de verdad?
¿No será que no te gusta
que en el fondo no decidas
si eres tú quien quieras más?
Me persigues con tus ojos
intentando que a mi paso
nada mio quede atrás;
pero vuelves la cabeza
si sonrío. Y sonrío mucho más.
Es cobarde tu cariño
porque piensas que a mi lado
poco tuyo quedará
y te digo que ese poco que te quede
ya no es nada si te vas...





jueves, 9 de abril de 2015

Cansados de nada


 Yo miraba al frente.
 Y en un descuido de la indiferencia
 me hice consciente del cielo.
 No era azul, sino gris
 y no entiendo qué gama
 usaron los dioses esa mañana
 que pintando la vida de vida
 lo mismo veía en el suelo
 que mirando hacia arriba.
 Reparé a lo lejos,
 donde parece que todo se acaba
 y en el último término
 presagiando una mirada,
 encontré el espejo
 de mi vida cansada.
 No fue el día, ni los dioses
 quienes pintaron de gris
 aquella mañana,
 eran mis ojos vacios de ti,
 cansados de nada...

lunes, 6 de abril de 2015

Sin resguardo

¿Pero tú me quieres?
¿Tú quieres quererme?
Porque tengo yo en mi historia
dos páginas en blanco
y si tu quieres, escribimos algo;
si tú quieres quererme
te las guardo.

Pero tienes que quererme tanto
que la tinta con que escriba tu nombre
se derrame por estar temblando.
Tienes que quererme tanto
que yo cierre mi historia
cuando esté en tus brazos.

Por eso tienes que quererme
para siempre y mientras tanto,
como a nadie y sin resguardo...

Pensamientos

Yo nunca quise seguir la corriente,
no porque me guste el agua estancada
sino porque no soy río;
soy de agua salada...

No me esperes

No me esperes a la noche.
No, no quieras que yo llegue
a velar tus horas tristes;
no pretendas que me abrace a tu silencio
en memoria de que un día me dijiste
que era yo quien guardaba ese misterio
de alegrar tus días grises...
Abandónate a tu encierro
¡pero suéltame las alas!
A mi nada me sujeta a este destierro
de dudar si soy amada.
Y si acaso  te quedaras recordando,
recuerda que te amé con todo el alma...

viernes, 27 de marzo de 2015

A medio camino

Lo imposible es un renglón amarrado al poeta. Si por casualidad deja de serlo, se queda en blanco la historia...

 A medio camino...
 Con la vida encerrada a golpe de moralidades
 y el alma buscando razones para no ceder;
 así es que me enreda hoy el destino.
 Así es que amanecen mis ganas
 en estos días que el ansia te puede
 y el cuerpo te para.
 A medio camino de ser quien soy
 sin tener que dejar de ser...
 A medio camino siempre de nada.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Mis tres luces

Tres luces me acaparan el entendimiento:
 el brillo que provocan tus palabras
 en el fondo de mis ojos negros,
 el reflejo intenso de tu voz pausada
 abrasándome por dentro
 y esta llama, huidiza y eterna
 que encendió la vida
 para verte inmenso.
 Tres luces me mantienen encendido el día
 y la noche, cada vez que te recuerdo...

viernes, 20 de marzo de 2015

Olvidémonos...

En esa línea nos dejamos;
esa fina demarcación
que separa quien provoca la tormenta
de quien la padece.
Allí soltamos nuestras ganas
de volver a vernos.
Hoy la vida nos brinda
la posibilidad de recordarnos
con el sol a media asta
y el mar en calma.
Pensémonos eternamente;
olvidémonos para siempre...

viernes, 13 de marzo de 2015

Prólogo de "Tus Mariposas"

Un puñado de flores, un jardín de versos encuadernados, editados y hasta vendidos; sólo eso distancia un amor del amor del Poeta. Sólo una flor prendida a su estancia marca la diferencia entre todas ellas y Ella sola. Sólo la espera separa la ilusión de descubrir un amor y la melancolía de vivir esperando un amor que se hace esperar.

Yo conocí a Luis Alberto Nina enfrascado en una tormenta de emociones. Me paraban en seco esos poemas que compartía con amigos y desconocidos como yo. Me llegaban al alma una sarta de letras descarnadas y volátiles como única forma de enfrentarse al mundo. Me envolvía de ternura esa forma íntima de vivir el amor, esa intensidad con que se entregaba a la vida.
¡Ella! Ella era su todo, su mitad y su nada. Era cada día y a cada hora; el motivo de sus letras y la letra de todo lo que motivaban sus ganas de escribir y hasta de respirar. Una Musa hecha a la medida de sus manos, de su entender a medias qué soñaba y qué podía tocar con sus dedos. Y esculpió poemas tan intensos como la espera de cada jueves, de cada día que esperaba un "te quiero"...
Así nace "Las Miradas de mi Rostro", la primera parte de una historia realmente conmovedora, donde el autor consigue hacernos partícipes de una odisea maravillosa; quizás a dos pasos de la realidad y a un respiro de la magia. Nadie queda indiferente en esta trama. Nadie quiere saber dónde empìeza el Poeta ni dónde acaba el poema; a nadie le importa si la Musa ama, ¡claro que ama! ¿Cómo no amar al Poeta? ¡Si todos somos Musa! ¡Si todos somos Poeta!

Y pasa el tiempo sin que pase este amor -este amor no se agota- y un escritor melancólico decide llenarnos de flores el jardín de sus desvelos. Su única luz, la Luna; su única inspiración, su amor...

"Tus mariposas" recoge el vuelo de tantos instantes soñados -hasta en sueños-, el olor de los días dedicados a Ella, a esa Musa de colores rosas, como sus pómulos azarados; violetas, como la femineidad de sus maneras, amarillos, como los tonos que alcanzan los versos olvidados en el papel...
Es un poemario donde no hay suspiro que no haya nombrado el autor: Surfinia, Vainilla, Enebro... Todos ellos echados al aire, sentidos, cargados de melancolía. Impresionantes suspiros alados -como esas mariposas azules que impregnan su historia-  que él devuelve a su Musa algunas veces desposeído de aquel entusiasmo con que nos presentaba su amor en "Las miradas de mi rostro". Otras sin embargo, con la ilusión con que esperan los noctámbulos a la luna cada noche.
La evolución de los sentimientos queda de manifiesto en esta secuencia de versos donde, lejos de renegar a su amor, empieza a sentir su ausencia, empieza a necesitar respuestas. Desespera a momentos por una cobardía contra la que no ha podido luchar su amor: la estancia callada de Ella.

"¿Ves lo que ha ocurrido?
¿En lo que hemos transcurrido?
Debiste decirme
que me querías
que soñabas con mis besos
que era yo tu todo
aunque no fuimos nada. Nunca fuimos nada.
Debiste no sólo intentar quedarte
debieron tus sombras alarmarse y ganarme."


Íntimo, sobrecogedor, el poeta, entregado a un sentir entre lo divino y lo carnal, se compadece de este amor descuidado por Ella, se compadece de sus ganas enfermas por hacer de carne lo que en sueños es sólo de aire.
Y se compadece de todo aquel que no haya sentido lo tremendo de un amor que se deja vivir aun matando su esperanza...

Qué placer haberte conocido Luis, Poeta...
No bastan las musas para crear un amor; y no bastan las letras para llenar un jardín de suspiros. Tu sentir tiene la magia de una sonrisa a medias, de una mirada entornada, de una "clineja" entrelazando sueños. La magia de sus mariposas, "Tus mariposas".

martes, 10 de marzo de 2015

Entre tus luces y yo, sin saberlo...

Me quedé en el estanque del tiempo.
Asomada a medias a tu vida,
entre tus luces y tus desvelos,
creí haber entrado en la dinámica
de un sentimiento inocuo.

Hoy me corta la respiración
la sombra de un mar desconocido.
Qué desobediente es la evidencia
cuando nada esperamos
de quien no estaba previsto...

Si de ti se trata...

Amo esta distancia que nos une
porque en ese espacio relativo
tú eres quien tienes que ser
y yo soy, cuando estoy contigo...

No me pesan las mañanas compartidas
entre nada, todo y olvido
porque estas voces son acordes
que escribieron el destino.

Quédate, quédate siempre conmigo...

jueves, 5 de marzo de 2015

Vendrás...

Te traerán las dudas, amor;
te traerá el viento y el color de las flores
que cultivé para ti.
Moverán tus alas
todo cuanto a tu paso te pare
porque sueñas con soñarme cerca.
Yo dormiré a sabiendas
de que en este último sueño
quedaran mis ganas prendidas...

Tus rincones...

A mi me gustan tus rincones;
esos en los que tú te escondes,
te emancipas, te recreas...
Esos de paredes transparentes
donde evidencio tu miedo.
A mi me gusta asomarme y verte,
apagado en tu espera continua
de pasar desapercibido.
Y te dejo esperando.
Y me quedo contigo tras el cristal.
Observo cómo vacías tu angustia,
cómo derramas el veneno
de tus días tristes;
reparo en la intensidad
de tus ojos idos,
de tu risa fría...
Luego entro a buscar tus brazos
y en un simulacro,
te pido que me quieras tanto
como fuerza tienen siempre tus manos.
Te pido, para que olvides
por lo que andabas llorando...
Te quiero en tus rincones grises
casi más que en tus días claros.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Este abismo.

Te diré que un día,
este abismo al que se enfrenta
la quietud de mis instintos frenados,
se hará balsa para bañar nuestra espera.
Y en tanto, miraré al frente
para no caer a los pies de la locura...
En tanto, gritaré
que me hierven los ojos de mirar de frente
y no ver más que espacio.

Amor, te extraño...

Te diré que un día,
será con tu presencia que olvide
tantas ráfagas de viento sordo
que nada de ti me contaron.
Y en tanto, quizas ya en mi locura
dibuje tu nombre en mi salto.

Y en tanto, ¡en tanto!
iré gritando
que me hierven los ojos
de mirar de frente
y no ver más que espacio:
este inmenso abismo.

Amor, te extraño...



martes, 24 de febrero de 2015

Tus extrañas manías...

Yo sé que aparecerás cualquier día,
de repente, de la nada,
-porque  exactamente eso nos une-,
dirás dos palabras,
tres a lo mucho y entrecortadas
y después seguirás en tus cosas;
esas de antes de acordarte de mi.
Yo miraré aburrida tu "conversación"
-genialmente experimentada
para crear adicción-,
sonreiré a medias,
por eso de no mandarte al diablo
y, donde hubiera puesto
directamente un muro de diez metros,
colocaré una ventanita con cristales opacos
para hacerte adivinar mi estado emocional...

Amar a medias.

Me preguntaste mi nombre
y te di mi identidad.
Querías acompañarme a casa
y yo te mostre el camino
hasta la estancia más intima de mi alma.
Besaste mi boca con un adiós lisonjero
que yo templé sonriendo como si estuviera loca.
Tú viviste una cita plagada de emoción
que, posiblemente, guardes para siempre en tu memoria
y yo, adúltera de vivencias ajenas,
cultivé un amor a la medida de mis propias exigencias,
que sembré aquel día que mirabas a esta chica
con prudencia estudiada,
que besaste improvisando tu falsa inocencia
y que no volviste a ver.

Yo olvidé tu beso cuando conocí otro amor.
Tú aún recuerdas el amor que te tuve
porque ninguna otra boca te besó como te besé yo. 

viernes, 20 de febrero de 2015

Esas musas...

A veces tú te asomas,
me provocas la vida y ¡te largas!
Aun sabiendo que detrás de ti
se me aceleran una sarta de desganos
por la vida cotidiana.
Y me dejas a mi suerte
y a la de otros momentos que inventes
para asomarte de nuevo.
Maldita poeta caprichosa
con las normas de mi vida...
¡Te pertenecen tus lineas!
Las mías sólo a veces...

jueves, 19 de febrero de 2015

Tu ausencia...

¡Ay, amigo!
Cuántos días me senté a mirar tu ausencia.
Me embestían los deseos de salir a buscarte,
de ganarle tiempo a la distancia
y traerte a razones ganadas.
Después me envolvían las luces
y despertaba a la amarga realidad
de que sólo viviste un instante;
el momento de enredarme para siempre
en el eco de tus pasos...

jueves, 12 de febrero de 2015

Mis musas y yo...

Algunos días,
mis musas y yo nos desnudamos el alma
y ese rincón del que nadie sabe,
se viste de osadía y se tira a la calle.
A la tarde,
nos recoge el viento canalla
que todo lo mueve
y nos deja en casa;
calladas, ausentes...
Sin querer mirarnos siquiera
por si en el camino
nos cambió la suerte...

jueves, 5 de febrero de 2015

De lejos.

Me cansan las horas que paso sin ti.
¡Me cansan!
Porque no te llevo
en el hueco de mis alas.
Tan sola, mirarte de lejos
es perder de vista la razón
por la que vuelan mis ganas
y sentirte de nadie: ni mío,
ni de mi, ni del aire...

viernes, 30 de enero de 2015

"Adioses" prendidos...

Dicen que aprender a despedirnos
nos ayuda a crecer y yo,
soy de las que acumulo los "adioses"
debajo de mis pies
para disimular que aún no estoy a la altura
de perder a nadie...



jueves, 29 de enero de 2015

Hoy no te espero...

Hoy dejaré que me sorprendan
porque la espera desgasta el alma.
Por eso, tan consciente de que sólo pasará
lo que siempre pasa,
me sentaré a oler la vida,
a pasearla de la mano
como quien no se cansa;
a verla venir, tan campante,
tan segura de sus pasos,
tan hiriente su mirada...
Hoy dejaré que me sorprendan
por si mañana
tengo que quedarme en el olvido
a esperar que alguien
quiera quedarse conmigo.

¿Crees que no lo se?

Haré una canción
con las notas de tu risa
y sentirás el eco de mis besos
en el aire porque,
no importa que yo sea tu sombra
ni que sientan tanto mis labios
cuando tú los rozas,
importa esa suave melodía
que envuelve mi vida
cuando el viento nos toca.

Haré una canción con el ritmo
que lleva mi respiración
estando tu boca en mi boca
y será tan tuya
como tú de otra...

viernes, 23 de enero de 2015

A ciegas

Tan oscura andaba la noche como el día que no te asomabas a mi.
Entonces te volvías sueño y yo, descalza, caminaba de nuevo en mi rutina: tu vida...

Los veneros del alma

Como llega el agua a los espacios ocultos de la tierra,
como se llenan de vida los pozos profundos,
así se hospeda lo desconocido en el alma.
Son los veneros que el cuerpo asila para llenarse de historia.

jueves, 15 de enero de 2015

Una burbuja
es una envoltura frágil de irrealidad,
donde se reflejan
las mejores luces de quien está en frente. Quizás él se sentía exactamente así
cuando la tenía delante y ella
tenía el poder de destrozarlo
con sólo dejar de mirarlo...

martes, 13 de enero de 2015

Todo nuestro..

Tu vida no tiene horas para mi;
mi vida se cae de vivir tantas vidas.
Un dilema, teniendo en cuenta
que el resto, quisiéramos compartirlo.
Tú sin mi,
yo, sin ti
pero todo nuestro...

sábado, 10 de enero de 2015

Hasta gastarnos...


Entonces todo tuvo sentido,
todo estuvo atado, vivido
y hasta gastado.
Y hasta quedarse vacíos.
Hasta quedarse sin sentido
el pasado.
Antes, apenas espacio.
Después, apenas olvido...

viernes, 2 de enero de 2015

Permanezcamos...

Comencemos de nuevo cada día,
cada hora si es necesario;
cada instante si nos hace falta...
Inventemos el tiempo
que queramos permanecer.
¡Quédate siempre conmigo!
No tengamos en cuenta
lo que estime el espacio
en nuestras vidas,
nosotros nacemos
cuando nos miramos
y moriremos el día
que nuestros ojos se apaguen.
No te pongas triste
si se nos va de las manos,
mírame!
No perdamos nuestras ganas
de mirarnos...