viernes, 2 de enero de 2015

Permanezcamos...

Comencemos de nuevo cada día,
cada hora si es necesario;
cada instante si nos hace falta...
Inventemos el tiempo
que queramos permanecer.
¡Quédate siempre conmigo!
No tengamos en cuenta
lo que estime el espacio
en nuestras vidas,
nosotros nacemos
cuando nos miramos
y moriremos el día
que nuestros ojos se apaguen.
No te pongas triste
si se nos va de las manos,
mírame!
No perdamos nuestras ganas
de mirarnos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario