viernes, 20 de febrero de 2015

Esas musas...

A veces tú te asomas,
me provocas la vida y ¡te largas!
Aun sabiendo que detrás de ti
se me aceleran una sarta de desganos
por la vida cotidiana.
Y me dejas a mi suerte
y a la de otros momentos que inventes
para asomarte de nuevo.
Maldita poeta caprichosa
con las normas de mi vida...
¡Te pertenecen tus lineas!
Las mías sólo a veces...

No hay comentarios:

Publicar un comentario