martes, 10 de marzo de 2015

Entre tus luces y yo, sin saberlo...

Me quedé en el estanque del tiempo.
Asomada a medias a tu vida,
entre tus luces y tus desvelos,
creí haber entrado en la dinámica
de un sentimiento inocuo.

Hoy me corta la respiración
la sombra de un mar desconocido.
Qué desobediente es la evidencia
cuando nada esperamos
de quien no estaba previsto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario