miércoles, 4 de marzo de 2015

Este abismo.

Te diré que un día,
este abismo al que se enfrenta
la quietud de mis instintos frenados,
se hará balsa para bañar nuestra espera.
Y en tanto, miraré al frente
para no caer a los pies de la locura...
En tanto, gritaré
que me hierven los ojos de mirar de frente
y no ver más que espacio.

Amor, te extraño...

Te diré que un día,
será con tu presencia que olvide
tantas ráfagas de viento sordo
que nada de ti me contaron.
Y en tanto, quizas ya en mi locura
dibuje tu nombre en mi salto.

Y en tanto, ¡en tanto!
iré gritando
que me hierven los ojos
de mirar de frente
y no ver más que espacio:
este inmenso abismo.

Amor, te extraño...



No hay comentarios:

Publicar un comentario