sábado, 13 de junio de 2015

Esa almohada que tú y yo compartimos,
que llenamos de quejas cada noche,
que hundimos con nuestros pesares
y que aguanta el llanto de lo difícil de la vida,
es la misma que sabe de cuántos sueños
hicimos cada tramo de nuestra historia.
Y será la misma que nos vea dormirnos para siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario