viernes, 3 de julio de 2015

Sólo una vez...


Te rocé una vez; tan delicadamente...
 Y en esa caricia dejé mi vida a merced de tus maneras, de tus olores, del color de tus ganas.
 Una vez sólo te di de beber de mis ansias transparentes y hoy, nos ahogamos juntos en este pozo de aguas dulces...



No hay comentarios:

Publicar un comentario