miércoles, 30 de septiembre de 2015


He pensado crear un lenguaje
 para que me creas
 porque entenderme
 entiendo que es otro camino
 al que tú no llegas.
 En cambio yo,
 respiro cada golpe de aliento
 que me dejan tus huellas
 y no porque comprenda
 sino porque allá
 donde fueron tus pies
 sé que existió la belleza.
 Y es sublime perderse
 en caminos que no esperas...

martes, 29 de septiembre de 2015


Algunas conversaciones se quedan amargamente a medias por el simple hecho de dejar distancias entre dos bocas...
 No debí esperar al tiempo; el cuerpo no entiende de espacios vacíos.
 Y el alma no sabe de horas.



lunes, 28 de septiembre de 2015


Hay tres cosas que marcaron hasta hoy mi vida: el olor del césped recién cortado, el ruido al pisar las hojas secas y tu voz susurrando mi nombre. Pero sólo tú marcaste la diferencia entre sentir la vida y sentirme viva...

domingo, 27 de septiembre de 2015


Me dijeron que la vida
 y la muerte van de la mano.
 ¿De qué mano, Señor?
 ¿Y a dónde van?
 Porque yo entrelazo mis dedos
 con quien no quiere perderme;
 porque yo agarro la mano
 de quien me invita a sentirle
 pero la vida, Señor,
 es un látigo despiadado
 que se enfrenta a su suerte
 y la muerte, Señor,
 el descanso de aquel
 que ya ausente, se fue de la mano
 de quien quiso tenerle.
 ¡El amor es quien queda
 de dos manos calientes!

jueves, 24 de septiembre de 2015


Yo perdí mi cuerpo en tu cuerpo
 aquel día que no fui de ti;
 aquel día que sin perdernos,
 ni ganarnos, ni podernos despedir,
 trazó la vida una linea tan fría,
 ¡tan fría! tan cruda y tan gris,
 que mi cuerpo en blanco y negro
 despegó las ganas de mi
 para vivirte en este encierro.
 No vuela el alma sin alas el cuerpo...




https://m.facebook.com/photo.php?fbid=1005768206133827&id=100001019723108&set=o.223390311120609&refid=17&_ft_=top_level_post_id.1005768206133827%3Atl_objid.1005768206133827&__tn__=%2As

lunes, 21 de septiembre de 2015


Esta forma descarada y oblicua que tengo de enfrentarme a la vida, esta misma, me arranca de cuajo las alas a cada segundo, de la misma manera que me abre las puertas del cielo y me invitar a volar. ¡Qué vida ésta! ¡Maldita descuidada y enferma de locura!
No se vive porque se quiera y no se deja de querer aunque apenas quede un hilo de vida, pero aun así, suceden los días como si nada. Definitivamente no domino su idioma y ella no controla mis formas...

miércoles, 16 de septiembre de 2015

¿Cree en el pecado?
 Porque cruzar una linea lleva poco y cuesta tanto...
 Porque estar a otra altura no depende de cuánto exijas al vuelo; más bien con quién sigas volando...
 Y porque hay luces que se apagan aunque debas seguir tus pasos, a oscuras, en silencio, vigilante y templado...
 No sé si vivir es andar con el cuerpo firme y el corazón desgastado, o doblegarse al amor y mandar el cuerpo al diablo, porque si es esto señor, igual que usted, estoy pecando...

sábado, 12 de septiembre de 2015


Las cosas más bonitas que he escrito en mi vida han salido de ti. Desde mi madurez, desde mi desidia y desde mis ganas de ser lo que soy.
 Contigo he sido esclava y libre, volé y he perdido la consciencia por falta de aire; contigo he sido todo y has conseguido a veces que no quiera ni ser.
 Me perdí en ti y me encontré contigo; me senté a esperarte y pasaste muchas veces sin que te viera. Estuvimos escondiéndonos y deseándonos constantemente.
 Mi Vida, he querido quedarme contigo y ser valiente. Ahora te toca a ti darme otra oportunidad. Tú y yo seremos felices, o no, pero estaremos juntas. Empezar de nuevo será nuestra costumbre...

jueves, 10 de septiembre de 2015


¡A veces lloro de tan hermosa que es la vida!
No me canso de soltar riendas a tantas emociones que me provoca. ¡Qué explicación pueden tener las cosas bellas!
Se miran con el alma, se respiran con el corazón encogido y se suspiran como si fueran el último aliento cada vez.
¡A veces lloro de pura impotencia! Por no saber abarcar cada instante del día ; se me escapan por incapaz de ver sus colores a la vez y no, no me aguanto...
Y a veces lloro porque no puedo ser nota y letra, porque en mis melodías no me basto, me haces tanta falta que haré de este grito nuestra canción.
Tú cantarás a mi oído y yo, lloraré de emoción...



miércoles, 9 de septiembre de 2015


Tan lenta agonía de tenerte dentro y no saber de ti...
Un día sentirás mi vacío en el hueco de tus labios;
un día que no esperes que amanezca como otros,
porque se siente, se presiente el destierro.
No es en vano el miedo; acusa el cuerpo el desgano de la vida.
Así como otras veces se supone la alegría...
Desperté al amor para un rato,
tan efímero sentir de este corazón enamorado de la estupidez.
¿Y a cambio? La razón.
¿Y en cambio? Silencio...

domingo, 6 de septiembre de 2015

Creo que hoy no escribiré.
No, señor, ya no sé ni qué decir.
Mirando atrás, un sueño inalcanzable;
mirando adelante, un sueño imposible.
Pero es que mirándole, ¡mirándole, señor! es un sueño...
Sólo un sueño; nada menos que un sueño y yo,
creo en los sueños.
Señor, ya no sé ni qué decirle.
Por eso hoy, no escribiré...
Tengo tantos motivos en el alma como silencios en los dedos. Y es que a veces las palabras no tienen sentido cuando no tiene sentido nombrar lo que se siente.
Otras veces, una sola palabra da sentido a todos los silencios que enmudecieron el corazón, pero en una de estas otras veces, la razón se impone y es el silencio quien responde a la palabra. Callando para siempre...

Ni de aquí, ni de allí...


Tantas veces soy de ningún lugar...
Ni de aquí, ni de allí; instalada en el recuerdo de quien quizás un día fue feliz a mi lado.
O de quien aun aborrece mis maneras agrias de guardar silencio; o mi implacable necesidad de comunicarme con un mundo que yo invento a pedazos ebrios de sinceridad.
Quizás yo esté en las manos de un destino que no conozco, o en la casualidad de no encontrarme nunca donde me busca la suerte.
Hay razones quizás para yo no estar...
No me doblega la vida, resisto atrincherada a la espalda de mi propia lucha; esta guerra tantas veces ganada como perdida...
¿Y yo? Esperando encontrarme conmigo, a las afueras de mi.
Esperando tiempos mejores, esperando tiempos. Y así dejaré atrás la historia vivida: a la espera de vivir...

sábado, 5 de septiembre de 2015

Parece que siempre ando confundida. Siempre me equivoco -eso dicen-.
Y yo sé que a veces dudo de mis propios pasos pero nunca de los pasos de los demás. Quizás ahí también me confunda, pero no es mi naturaleza dudar de otras capacidades, de otras formas de afrontar la vida. No soy juez ni látigo y sin embargo, llevo el cuerpo cargado de cardenales que otros me imponen como penas por sus propias culpas: las de juzgarme.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Constantemente busco la soledad. Como si ella me hubiera provocado una adicción casi enfermiza. Y creo que igual le provoqué yo; nos necesitamos de frente, llenándonos de silencios el cuerpo y de vacios los recuerdos amargos del corazón.
Me mira desde lejos, celando mis conversaciones y mis risas y yo, desde ese momento no quiero ser de nadie más.
Otras veces se distancia, orgullosa y egocéntrica, pero en ese espacio muerto siento su necesidad de mi. Y salgo a buscarla; al encierro donde guarda hasta mis suspiros.
Y allí nos amamos. Y allí nos despedimos cada vez. Y allí volvemos a encontrarnos.
Nos pertenecemos porque nos unió la libertad de habernos buscado...