jueves, 22 de octubre de 2015

Cada día...


Le recuerdo vagamente
¡Y fíjese! Fíjese qué ironía
que apenas me queda pensarle
cuando estoy dormida...


Le recuerdo tiernamente
¡Y mire usted! Mire qué osadía
si me hizo amarrar las manos
para no arrancarme la vida...


¡Le recuerdo! Le recuerdo señor
que era yo quien no quería
quererle y hoy soy yo
quien le quiere todavía...


Donde quiera que me quiera
¡quiérame! Hágalo toda la vida
y recuerde que en mi espera
le recuerdo vagamente.
Cada día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario