viernes, 9 de octubre de 2015

Cada vez que tus pies se paran se agota un poquito la posibilidad de llegar a ese lugar donde nadie te esperaba.
 No dejes de sorprender a la vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario