domingo, 4 de octubre de 2015


Por qué te fuiste, mi amor
si te llevaba en la sangre.
Por qué te fuiste de mi, amor
si sabías que no podría respirar de otro aire.
¿Tanta falta te hacia recorrer otros mares?
¿Tan cansado quedaste de aquel, nuestro baile?
Yo solté mis tacones aquella tarde...

No hay comentarios:

Publicar un comentario