jueves, 22 de octubre de 2015

Sin querer te quiero, desde que quisiste quererme. Pero lo peor de esto es que quererte o no quererte no depende de que tu quieras. Ni de que yo deje de querer. Depende de que a veces no hay manera de querer lo que ha de ser y debe ser que esto que quiero, no lo debo querer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario