jueves, 3 de diciembre de 2015

Es posible.

¿Será posible que derrames el amor?
Como si las nubes descargaran sus ovillos a los gatos... y en pleno juego de tus ojos con los míos se prestaran a escucharnos las sirenas; el estruendo de las prisas haciendo de las suyas..


Son cuatro los ríos que se vierten
en las aguas de este cuerpo medio seco:
las ganas de tenerme,
el exceso de vida que atormenta tus caudales,
el propósito de entregarte a quien funde
tus metales mas preciados
y esa boca tuya en mi boca
que ya intuyo traicionando
los placeres prohibidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario