jueves, 10 de diciembre de 2015

Necesité dos vidas para vaciarme de ti.
Rompí silencios que jamás habían existido.
Resistí el letargo de un corazón húmedo...

    - Carmen ¿hablas de mi?
    - NO, mi amor; de mi mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario