lunes, 26 de diciembre de 2016

Nosotros, los que somos así...

A veces es imposible navegarnos, hundirse en nuestras aguas hasta encontrarnos vivos, hasta sentir las mareas que nos mueven, que nos arrastran y que nos devuelven a tierra firme. Por eso es muy difícil mecer nuestras penas en otro barco y también por eso, vivimos encerrados en nuestro salvavidas.
No obstante, hay que intentar disfrutar del viaje. Y qué mejor manera que invitar a quien sentimos.

lunes, 12 de diciembre de 2016

A Sevilla...

Disculpe,
hoy no la miré. Pasé,
sí, pasé sin detener la mirada.
Discúlpeme.
No reparé en ese señorío
que amenaza con robarme el alma
cada mañana,
en los encajes de sus sombras
cruzando el río,
en los perfiles angostos
de estos sumideros
por donde desaparecen mis sentidos:
pura demagogia para absorberme...

No fijé la mirada, lo siento.
Me adueñé de mis ojos
como si tenerle delante me perteneciera.
Ya ve... como si yo existiera en su ausencia...
Como si caminarle tuviera los pasos contados: dibujos de serpientes venenosas
para mi inspiración.

Ya ve,
qué inepta esta mirada de hoy, Sevilla.
Entusiasmada en las orillas de la costumbre, sentir sin verla
desnudó mis caderas
para pasear de lado a lado
la emoción de perderme en esta tierra.

lunes, 28 de noviembre de 2016

¡Te olvidé!

¡Yo no sé por qué!
Dime tú...
¿Saciaste tu ego?
¿Lo saciabas?

¡Pendencieras charlas!
¿Te divertía?
De naturaleza muerta
tu alma... Tu no alma.

Y yo esperaba,
cansada,
incrédula,
profundamente perdida
en tus bajas aguas.

No sé por qué
creí rendida tu espada.
No sé...
te amaba...

Aprendí a sacarte
secando mis ganas,
podridas, saladas...

Y conseguí olvidarte
cada mañana.

Sí... cada mañana.




lunes, 21 de noviembre de 2016

Que soy yo...

No te preocupes, que nada cambiará. Yo seré la de antes, tú serás el de siempre y donde pusimos ilusiones vanas, dejaremos ilusión a secas. Siempre como antes, sin enterarnos de los cuartos, ni de las medias, repartiéndonos el alma entre paréntesis; discutiendo las sombras...
No te preocupes, que soy yo sin puntos suspensivos.

martes, 15 de noviembre de 2016

DIARIO DE UN AMOR.

Señor,

Quizás debí cantar aquellas primeras letras... herrumbre de mi pena...
Quizás señor, mantenerme envuelta en mis enaguas restó prestancia a mi propio entendimiento... Y amé sin arrogancia. Y gasté la acera buscando no tenerme que ir. Y me hice chica. Y nací sin madre. Y me fuí sin salir siquiera.
En aquellos días señor, sus ríos de gloria mentían salinas desde mis ojos...
postillas para mi amor...

En aquellos días, viví muriendo un poco en cada uno de sus ecos ¡Qué lástima señor, que usted no lo vivió!

sábado, 5 de noviembre de 2016

¡Malditos zarcillos acoralados,
engarzados en metales
y clavados en la piel!
Esos recuerdos,
que de pronto me adornan el semblante,
me sonrosan el pasado,
me revientan en sonrisa la boca;
me derraman la mirada cara abajo...
Malditos momentos maravillosos,
con el alma contenida
y la moral callada.
Joyas reservadas a cualquier momento
que se vista de ti...

sábado, 29 de octubre de 2016

Reflexiones...

Algunos días son especialmente intensos; por la profundidad de sus circunstancias o por la permeabilidad de nuestro propio cuerpo. Son esos días que abren surcos profundos, donde sembrar lo que seremos mañana...

viernes, 21 de octubre de 2016

He pensado muchas veces en la palabra "autenticidad". Y en su significado, y en la fuerza que desprende sólo pronunciarla... Y en la falsedad que genera. ¿Irónico, verdad?
En cuanto se nombra se asoma la duda, como si fueran amantes, como si del brazo hubiesen paseado un torbellino de pesares.
¡Qué auténtico el amor! Qué corta mentira...

miércoles, 5 de octubre de 2016

DIARIO DE UN AMOR



A la escuela se va a sabiendas de que hay lecciones que nunca aprenderemos.

Señor,
En estos días comprendí que olvidar no siempre forma parte del destino, que a veces formulamos inquietudes porque presumimos un resultado exacto.
Supe señor, que salpicar de noche los cristales mientras se burla la aurora de mi no es representar el sainete de mi vida, sino despertar a los sueños para ir a clase.
He sentido en estos días que no tiemblan mis cimientos cuando el miedo me derrumba, ¡que no! que si acaso,  me estremece lo que no conozco aún de las raíces del mundo, de las cortezas de quien siempre anda por las ramas.

Señor, aprender no es pretender un camino, es rendirlo, y mire, mire cómo traigo los brazos de fuertes y los pies de descalzos...

sábado, 24 de septiembre de 2016

DIARIO DE UN AMOR


La mentira es un pocito ciego donde caemos los que tenemos sed...

Mi querido desconocido:

No termino de entender por qué. A todo lo que da, despliego mis emociones, mis brazos y hasta este puñaito que me queda de consciencia.
Si yo hubiese querido dolerle, le hubiese amado a medias, como se ama el mar desde la orilla, sin enfrentarse a sus iras, sin afectarle sus mareas...
Si usted hubiese querido amarme señor, hubiera prendido en mis tormentas de la misma manera que yo gasté mi oxígeno en su respiración: por pura inercia.

Pero fui yo quien quiso amarle y fue usted quien me dolió.
Mi mentira fue creerle; su verdad, mi única opción.

Pd: El pozo estaba llenos de veneros.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Hay quienes creen que en unos ojos idos sólo hay nostalgia, que un cuerpo erguido es una falsa postura ante la vida; creen que un solitario es un alma muda y que un soñador es quien vive dormido... Y que el resto, son "normales"... Y que en esa normalidad la vida pasa como debe...

¡Qué catástrofe delimitarse, definirse y hasta vivir "como es debido"!
En mi normalidad, la vida pasa como quiero.


Yo que no creo en el destino, la casualidad a veces me pone a punta de pistola. Y sí,  quizás deba aceptar que todo pasa por algo, pero me niego a pensar que crecimos libres para andar un camino predeterminado. Si acaso no somos dueños de nuestra vida, al menos, inquilinos con los recibos pagados...

lunes, 5 de septiembre de 2016

Somos su reloj de arena...

De verdad que no sé a qué hora se levantan las mañanas. Pero no llores, estarán contigo cuando puedas verlas. Como estuvieron conmigo. Y se hace oscuro el día apenas comienza, lo sé. Pero no llores... ya te digo que se puede vivir a tientas; se puede vivir de cualquier manera. Y despiertas en el vacío, y creces en la tristeza, y te haces eco del silencio que te habita a todas horas y quieres irte... ¿De dónde? ¿Hacia qué lugar? Y no existe respuesta. Pero no llores, porque es la vida quien un día te da la vuelta y te miras del revés. Y del revés, vuelves a ser lo que eras.

viernes, 26 de agosto de 2016

Proposiciones...

- Deja que te vea.  
Yo no sé decirte, pero cuando pasas se me alegra el alm a , me tiembla el cuerpo y merece la pena el día; y no sé por qué.
¡Anda, dé jame verte, deja que me acerque a ti! Tú sabes... acariciarte las manos, mirarte a los ojos y si acaso, algún beso de viejo...

Pero qué altiva la juventud, creyendo insolente a la experiencia viva. Como si los años encerraran sólo desesperanza y olvido. Qué ingratitud pensarse un deseo inalcanzable, pudiendo ser el motivo de un sueño.

Quizás no deba cambiar la historia, pero tampoco el camino..

miércoles, 24 de agosto de 2016

Hace unos días soñé que mi vida era una mentira y yo no lo sabía. Y sentí tanta angustia que lo llamé pesadilla.
Después descubrí que había más verdad en mi sueño que pesadilla en mi mentira.
Y es que quizás el miedo está siempre dormido en la inconsciencia, porque soñar despierto no es tenerle miedo a la vida, ni cerrar los ojos y querer vivir, es siempre una mentira.

martes, 23 de agosto de 2016

Ellos: momentos...



Al caer la tarde, mis dedos se pasean por el tejado. Escucho a Chopin, miro al frente y dejo fluir tanto que esconde el día... No importa dónde vayan, ellos se saben libres para decir, para acariciar... Ellos se saben de cristal templado al caer la tarde.
Transparentes pegotes vivos, enganchados a un piano que trae cola... el resultado de la palabra sin filtro, del café sin endulzar; el resultado de haber amado toda la noche sin medida y de haber medido cada instinto durante el día.
¿Qué importa quién amaneció conmigo? En las horas que acompañan mis mañanas se visten mis manos de carencias estudiadas, de maneras permitidas, de morales frecuentadas... Después, se retuerce el alma y se desnuda el cuerpo de intriga... Después, me acompaño las ganas de estar sola con las de estar viva.

jueves, 18 de agosto de 2016

Esta Noche.

Espérame esta noche.
Sabré amarte en todos los idiomas
y en ninguno querrás calmarte.

Resérvame los cuartos de tus horas,
traguémonos el tiempo y la arena...
yo perderé las medias por ti.

Y acércame un segundo a tu boca.
Me gusta suspirar despedidas
donde nunca crecerá el olvido.

Aliéntame esta noche contigo...

 

¡Vérsate conmigo!

No rimes conmigo si no quieres
pero versa cada espacio en que me tengas
y yo haré de tu vida poesía.

Deja que nos lean entre líneas...
Deja que seduzca con mis versos
esos miedos que te paran la locura
de quemarte en este fuego;

éste, que provoca la escultura
de tu cuerpo con mi cuerpo.

No detengas las caricias de mi boca,
porque a cada poema que recito
se envenenan de dulzura
el canal que en nuestras venas
queda escrito...

miércoles, 17 de agosto de 2016

A mi manera...

Señor:

No me pregunte por qué. Sólo sé que debe estar. Y le diré más: estará aunque no  esté.
Y a  mi manera, siempre a mi manera, le tengo en cada amanecer. Y usted, se queda...
Lo hago con mis manos, con mis ganas, con mi espera, señor... a mi antojo... Y usted se deja.
Le gusta acompañarme, ¿verdad? Le gusta quedarse en mis tragedias,  en mis paseos y en mis delirios... Le vuelve loco ser el dueño de todos mis caminos.

Recuerdo su risa, señor, y la mía, y aquel saquito de alfileres que intuía sólo para otros... ¡Cómo duelen!  Se le escurrieron de los dedos, ¿verdad señor? Cómo dolieron...
Quizás no imaginaba que en mi piel serían de acero frío. Me quemaba dentro...

Y me dejó vagar... Olvidó decir que  amarme no sería su destino.
Y dígame ¿cuál era el mío?

Hoy sólo quiero bailar. Por favor, baile conmigo...






sábado, 13 de agosto de 2016

Las ausencias son un estribo marcando al galope. Soy buena jinete.

Señor,

Dígame qué es "para siempre"; dígame en qué lugar termina, dónde puedo encontrarlo, para qué lo quiero...
Yo sólo necesitaba escucharle. Sin tiempos.
Dígame ¿existe? ¿Y es muy largo? ¿Y es bueno, señor? Porque dijo quererme para siempre, antes de irse para siempre y yo señor, no sé si eso se cree o se espera; si debe hacerme feliz o luchar por el olvido.
Dígame cuando pueda si estará después de "para siempre". Yo tengo una vida entera, ¿cree que será suficiente?

lunes, 8 de agosto de 2016

De mi y de ti...

Tienes el sabor de un nudo en la garganta
que no se desvanece con el llanto,
que no se hace hiel en la boca
y que no, no se queda a dormir.

Un grito.

Y tienes el brillo de un por qué en la mirada
que no quiere respuesta,
que no mira a razones sensatas...
y que no, no quiere saberme.

Te excita.

Llevas el rocío en la yema de los dedos,
húmedos restos de mi y de ti;
de dos pasados encontrados
en el cristal de un naufragio:

el mensaje en la botella.

                Dejemos saber al alma
y que el cuerpo nos piense...



Las notas del ayer.

       ¡Átame, por dios!
       O déjame sin fuerzas...

A veces escucho romperme.
Es el sonido de dos notas a piano:
agudas, insistentes y altivas.

       ¡Átame las manos!
       Por dios, átame...

Yo no quiero tocar tu recuerdo
y no tocarte, ¡ay! no poder tocarte...
la magia de este desconsuelo.

Sin un nombre,
sin un espejo,
apenas el sudario de mi ayer.
           
            ¡Maldito piano!
            Deja de tocarme...
         
        ...no me arranques la piel.




miércoles, 3 de agosto de 2016

Si usted supiera
que vivo ilesa en mi locura.
Si supiera que es la calma
de mi rabia disfrazada.
Si supiera que tuve
que vestirme de luto la vida;
que nací de nuevo
para morir en su distancia.
Si supiera que no es castigo,
que no hay venganza.
Si supiera lo que hizo conmigo...

Gracias.

Tres puntos.

Y yo que era de punto y seguido,
de lineas abiertas,
de mente libre,
de moral en suspense...

Yo que era fria en mis respuestas,
parca en idearios,
firme en mi sentencia,
opaca en mis lagunas.

Yo, que me hice lenta en la corriente,
que jugué a las damas con los reyes,
que entretuve el viento en la tormenta;
que fui cuando nadie me miraba...

...cerré la puerta en pleno destino,
me quedé fuera,
me senté a la espera de verme pasar
y me invité a vivir...

Y hoy resulto de seguir una linea
con la mente abierta,
la moral libre
y un sin fin de puntos suspensivos...

AMANTES

Secarme en tu toalla
es mi maldad de cada día.

Me gusta tanto enterarme de ti...

Sé que dejas correr tu cansancio
en mi bañera, para luego,
mojarte de vida entre mis brazos.
A cambio, disfruto tus secretos
descansados a mis pies:
tirados,  vulnerables y adictivos...
¡malditos momentos salados!

Me gustas tanto...

A la noche, es tu ausencia
quien despierta mis deseos

...este infierno húmedo...

          ...abrasándome...

jueves, 28 de julio de 2016

Quizás tus dedos contaron de ti lo que nadie se atrevió a interpretar. Y quizás en blanco y negro, tu diario se hacía ausente ...

Yo no supe de tus penas, ni tuve tiempo de comprender tu vida, ni de contener aquella última lágrima, pero suspiré al compás que marcaban tus manos.

Cuando ya no estabas, tu música me hizo de ti.

Sola.

Sola,
cada vez que te busco;
cada vez que te encuentro,
más sola.

Supongo que eres consciente
de que esta lejanía
a la que me sometes,
es el umbral del adiós.

Se quedan las estancias en penumbra
y a través de las persianas,
la luz dibuja a su antojo
lo que pudo ser...

Está la casa en silencio.
Los armarios deshabitados.
La cama intacta.
No queda olor a ti.

El pasillo se hizo estrecho
y al salón, se accede por el recuerdo.
En un rincón, el bar encendido:
     - Una copa, por favor.

Pero sólo me atiende el olvido.



lunes, 25 de julio de 2016

Primera persona, presente indicativo.

Fuiste mi plural
y el sentido de todos mis lapsus cardinales;

fuiste,
que no es.

Y aquí existo aún
sin un nosotros;

y aquí soy
más que en ningún sitio;

¡soy!
que no sólo fui.

Apagando eses
detrás de cada intención;

tan segura de mi...
tan distinta de ti...

Tú: segunda persona,
singular y ausente.

Yo: dueña del olvido.


Señor,
hubiera sido tan fácil
amarle sin descuento...

Pero fíjese,
quiso regalarse una vida conmigo
y fui yo quien pagó su desvarío.

Así que a fin de cuentas, señor,
creo que usted me debe lo que es,
por yo amar lo que nunca hubiera sido...

miércoles, 20 de julio de 2016

Somos paisaje...

Si yo pudiera explicarte...

Pero no sé.
Porque tú no has podido explicarme
y eso, deja una cancela encerrándome el alma.
Una de esas donde me balanceaba de niña,
¿te acuerdas?.
Una de esas que deja pasar la luz
mientras te recuerda que tú eres el extraño.
Una de esas que sólo se abren desde dentro,
y en todo caso,
empujando con fuerza la frialdad del hierro forjado.

Hay cosas inexplicables que nos cuesta la inocencia.
Y te quedas sin respuestas.
Y te gastan los silencios.
Y sólo una y otra vez te preguntas:

¡por qué!,  ¿por qué? , por qué...

Hasta que un día, ya no importa qué pasó.
O qué no debió pasar...

Un día te miras al espejo y ves tu espalda.
Y un collar de te quieros colgando hasta la cintura,
brillantes tallados que vuelven a ser piedra.

El amor se hace mar en la cuenca de los ojos
y la vida nos devuelve al paisaje.

Apenas un paseo en mi cancela
y soy de allí
o soy de aquí.

O soy
apenas... de ti.

lunes, 18 de julio de 2016

Señor, quizás la mejor medicina para esta enfermedad es olvidarle.
Tenga en cuenta que provoca los síntomas sin rozarme siquiera. Y tenga en cuenta que nunca podrá ni rozarme...
A veces me pregunto si calmarme la vida es morirme en su recuerdo o recordarle hasta la muerte.
Pero es que a veces siento que no estuve viva hasta el momento de enfermarme.

jueves, 7 de julio de 2016

"El mundo es redondo. Es dañino recorrerlo con pensamientos cuadriculados."

Y es que el cuadrado, a pesar de tener cuatro ángulos, todos son igual de rectos.
También andan por ahí ciertos "figuras" con un ángulo obtuso muy interesante, que les relaja mucho la existencia.
Y están quienes miran la vida desde su prisma, con sus ángulos agudos... bueno...
Yo me quedo con lineas paralelas, formando caminos que recorrer y sin más figura que la de mi sombra.

martes, 5 de julio de 2016

Hay lugares a los que uno no debe ir, donde nunca debe volver. Son esos lugares que frecuentamos una y otra vez para encontrarnos con quienes ya no somos; ese pasado que nos obligó a reubicarnos, esas fiestas donde perdimos el zapato...
La vida es una proporción inexacta de oportunidades y consecuencias y en esas, mirar atrás y querer reconocernos, es perderse en la consciencia.
Quizás he dejado atrás más de lo que quise pero, arrastré conmigo la emoción de unos ojos que ven por primera vez, y unos dedos sensibles al tacto de la vida, en cualquier doblez, y un corazón dispuesto a pararse por un beso, y una mirada que se ausenta para volverse adicta a la belleza...
Quizás tuve que perder pero, conservo las pestañas húmedas de alegrías contenidas y de penas devueltas. Me queda un puñado de timideces locas de atar y la extravagancia de un sueño resuelto; y esta forma desordenada de llevar los años, más en mis caderas que a la espalda...
Quizás no viví lo suficiente, quizás conocí a medias la vida pero, ella se hizo inmensa dentro de mi; ella y yo... intensas. Las dos, aún por descubrir...

jueves, 23 de junio de 2016

Y me fui...

Esto es para ti.
Para que entiendas que "hay razones que el corazón no comprende"; y en esas se nos va la vida...
De igual manera, "sin querer" es cuando el amor se hace fuerte, cuando todo el tiempo se hace presente y cuando el destino se hace hoy. Lo demás,  es darle motivos al olvido.
Quizás yo no entiendo cuando siento. Quizás es eso...

¿Viste girar la pesa de una olla a presión? Me hervia el alma dentro. Pero no estabas pendiente del fuego... No estabas.

Pude quemarme de nuevo.
Pero recordé que soy aire.

sábado, 18 de junio de 2016

Al alma...

Al alma llegaron...cansados de horas oscuras, prendieron angostas calles al filo de los balcones. Escapando de una guerra perdida... Al alma llegaban cansados de muerte.

Te sentí más adentro de donde empieza la vida. De donde late la suerte. Te amé.
Al alma se hizo el silencio como el sentido a mis dias...

jueves, 9 de junio de 2016

Lo que más, aún es nada.

Lo que más te gusta de mi es el pecado que llevo en la mirada, esa seguridad de que podria deshacerte a simple vista...
Lo que más te gusta de mi es no poder descifrarme, encontrar las piezas del puzzle y no saber qué hacer con ellas.
Lo que más te gusta, es imaginar qué hay bajo mi traje e intuirme bella; y desearme tuya un sueño más.
Lo que más te gusta es saber que a cualquier intento de alejarme de ti, querrás morir conmigo...

viernes, 27 de mayo de 2016

Discurriendo: gerundio.

Cuando alguien te viene a la medida, se puede decir que es "tu complemento". Teniendo en cuenta, que no es él el sujeto sino tú, podriamos clasificarlo de tres formas:
-Si: Él es "la leche en bote" - estamos frente a un complemento directo. (¡Cuidado!)
-Si: Él cree que es "para ti" - el complemento es indirecto. (Que no se emocione...)
-Y si: Él es "para un rato" - estamos con un complemento circunstancial. (Uuufff, ¡Respira!).


miércoles, 25 de mayo de 2016

Diario.

A veces me descubro a mi sombra.
¿Por qué se está tan seguro en la penumbra de la vida?
Debería poner mi mecedora frente al balcón y dejarme mecer por la
excelencia...
Quizás las luces me juegan malas pasadas -también las de otros-, pero no pienso hacer de ello una excusa perfecta sino un motivo mediocre.
Mi sombra ya tiene dueño. Y no es quien la guarda, es quien la evita.

Recuerdos.

Cuando yo era una niña -hace apenas mucho-, recuerdo que mis compañeros de clase llevaban bolígrafos con tintas de distintos colores; como mínimo, rojo y azul. Como máximo, hasta negro y verde. Pues bien, monísimos que quedaban los deberes, pero a mi aquello me resultaba imposible de soportar. Yo era de boli Bic Naranja, punta fina de tinta negra. ¡Y no había más!
Y dicen mis hijas cuando se lo cuento: "¿Y cómo corregías, mami?"
Pues intentaba no corregir. Era tal mi cabezonería que siempre llevaba un Box de bolsillo donde consultaba mis dudas ortográficas. Y si se ponía la cosa fea, arrancaba la hoja y empezaba de nuevo.
Quizás fuera una estupidez, pero esa forma de llevar mis cosas, no sólo consiguieron que pronto aprendiera a escribir correctamente sino que, llevado después a otros ámbitos, nunca me importó empezar de nuevo.
Y es que, cuando uno se equivoca, por muy bien visto que esté eso de que errar es de humanos y por muy verdad que sea, mejor que intentar colorearlos es dar marcha atrás y construir una nueva verdad.
(Sigo escribiendo con tinta negra...)

martes, 24 de mayo de 2016

-¿Quieres? Atrévete a no pensar... y di sí.

Le cubrió los ojos, le amarró las manos y le mordió la boca...

Pero no le hizo el amor.
La hizo "su mujer".

Diario.

Hoy entendí la vida como esas norias que sacan agua de un pozo... El corazón se llena sólo en lo más profundo, se brinda en la superficie y se agota cuando ha calmado la sed. Y en este ciclo de emociones, quien espera otra cosa, no se divierte...

Empezar el día con pocas luces no es la mejor manera, pero reírnos de nuestras sombras indica que tenemos la azotea bien iluminada.
Hoy no tengo ganas de pasados pendientes. Ni de ediciones antiguas. Tranquilamente pasearía por París -ese de "siempre nos quedará..."-.
Y es que pensar hoy en mi vida es navegar el Sena en dos direcciones: buscando el sur, sin perder el norte...

viernes, 6 de mayo de 2016

Esta vez no hice mi equipaje.
Di unos pasos adelante y mi vida cambió de estación.
Crucé dos vías -la de ida y la de vuelta- para encontrar el sentido de mi huída.
Y esperé.
Y volqué mis pensamientos hasta medir sus fuerzas; sigo pensando en ti...
Quizás seas mi destino.

martes, 3 de mayo de 2016

Diario.

Yo te tengo siempre.
Todo me recuerda a ti;
todo quisiera compartirlo contigo,
porque sé que tú verías en mí ese doble sentido
que me vive dentro y me mata de soledad.
Creo que tú traspasarías ese inmenso muro
que la pena me puso contra la vida.
Sé que en ese espacio,
entre lo que tengo y lo que soy,
en ese hueco donde nadie me acompaña nunca,
tú te sentarías a mirarme
como quien se enfrenta a un espejo.
No sé explicarlo mejor.
Pero te quiero.
Supongo que así de sencillo.
Y así de bello...

viernes, 29 de abril de 2016

Cuando un corazón se parte por la mitad el dolor es intenso, pero intimo y justo; es el dolor del amor.
Cuando un corazón se parte en trozos el dolor es agotador; es el dolor de haber perdido el control de tus propios sentimientos...

No me gustas

No me gusta quien no arriesga.
No me gusta quien nunca se queda en cueros.
No me gusta quien duda de que debajo del abrigo usamos la misma piel.
Y no me gustan los sentimientos a medias ni los corazones turbios.
No me baño en esas aguas...

jueves, 28 de abril de 2016

Tú: mi próxima vez.

Creo que si existes,
si tú existieras,
serías la hora exacta para el amor...

Y es que en mi reloj
-éste que mide en tiempos
los espacios vividos-
tu piel empezaría al final
de mis manos extendidas
como único requisito
para no parar el mundo.

Y estarías a pocos segundos
de empezar el día
y de gastar la noche
y a un salto de mi locura
y a medio instante
de entender la vida.

Si tú existes,
si existieras,
abrazarte sería
colmar de cuerda
las alas libres del corazón
y morir sin hambre
y nacer de nada
y crecer sin prisas
ni celos
y creer un poquito más en dios...

Si existieras
yo, apenas sería ayer
y tú siempre, siempre
mi próxima vez.

miércoles, 27 de abril de 2016

A fin de cuentas...

Parece que la vida nos obliga a olvidar a cada rato: personas, sentimientos, ofensas, amores... Y creo que eso nos hace libres más que nada en el mundo... al fin y al cabo, somos el resto de nuestra inocencia.
Así que he decidido no ser el resultado de una suma de recuerdos, sino el producto del olvido elevado a su máxima potencia.

domingo, 24 de abril de 2016

Pensando en ti.

Algunas veces uno se da cuenta de que lo que quiere es besar a una persona, a esa en concreto... Y entonces te preguntas ¿por qué? Y piensas ¿para qué? Y te cuestionas hasta dónde la química, hasta dónde la falsa moral... Pero la única pregunta a resolver es ¿hasta cuándo? Porque sabes que tarde o temprano dejarás de pensar y querrás que esa boca te explique...

martes, 19 de abril de 2016

En tu estancia.

Me quedé con los brazos vacios.
Sin un por qué,
sin saber si hasta nunca...

Pero tuve el abrazo perfecto.
Ese que amortigua cada pena,
ese que nos mece la angustia
y nos mantiene caliente el cuerpo
cuando el hielo, nos hizo la razon
de otra embriaguez.

Tuve la boca que más mentía
pero es que en cada mentira,
la conciencia me volvia loca
y el deseo, inconsciente.

Y tuve un paseo esculpido
en las maderas de mi cuerpo,
inherte grabado en besos,
versado poema pendiente,
olvidado...

Hoy tengo la imprudencia
de este amor en el hueco
de tu estancia preferida.

sábado, 16 de abril de 2016

¿Volamos?

¿Volamos?... ¿volamos?
Tú me tientas muy despacio, mi amor
y yo, te entretengo el aire,
te relajo el cielo,
te respiro el miedo,
me reparto... me reparto, mi amor,
me reparto...
Después, deshago mi voz a tu oído
y te calmo;
tu vuelo en mis manos...
Después, detenemos el tiempo,
nos vivimos el alma
y descansamos.
Nos descansamos...


miércoles, 30 de marzo de 2016

¿Tú no?

¡Qué lástima! 
Tantas cosas que diría,
que sentí sin sentido...
¡Qué lástima!

Qué lástima
de amor.
Porque... ¿por qué?
¿Y yo?
Porque ¿tú no?

¡Qué lástima! 
Qué lástima...

martes, 22 de marzo de 2016

DIEZ LUNAS

Tú quisiste que esperara diez lunas: más de mil mareas...
Yo hundí mis pies en la arena,
consciente de que las olas distraen la mirada
mientras arrastran el cuerpo.

Muchos soles templaron mis ansias
y muchas noches cansaron mis duelos;
tantos deseos abandonados en un andén
donde sólo pasaban estaciones.

Nunca viniste a verme.

En mil mareas, la Luna creció diez veces; en diez lunas, el mar me arrastró...

viernes, 18 de marzo de 2016

Hay abrazos sin sueños, porque nunca duermen.
Y abrazos dormidos porque despertarlos sólo es un sueño.
Tomarnos consciencia en algunos instantes es abrazarnos a un tiempo que durará lo que dure un sueño... 

Momentos "torpeza"...

Esos tiernos momentos,
ajenos,
tan idos como vueltos,
tan sueltos como esclavos;
esos momentos de torpeza estudiada
-serpientes distraídas-,
huidizas gotas de cristales templados...

Tú y tus principios ausentes.
Tú y esa vaga sensatez de los instintos aprobados.
Tú y el silencio encontrando la medida perfecta,
recuerdos acostados,
deseos,
alfileres prendidos al hilo de tu conciencia...

Me miras y vuelves.
De tus labios, una mueca...
El resto de un momento de torpeza.

jueves, 17 de marzo de 2016

Algunas veces me da miedo quedarme a solas; me asusta preguntarme qué quiero, qué necesito, por si acaso no coincidimos.
A veces pienso que mi vida y yo nos desencantamos cuando estamos de acuerdo; no espero de ella que me siga la corriente ni ella que yo la espere.
Y otras veces, simplemente soy lo que espero de mi. Y todos aburridos...

martes, 15 de marzo de 2016

Que sea lo que sea...

¡Que nos pese la vida de llenarla de vida!
Que nos duela el alma de tanto querernos,
que se haga añoranza cada abrazo vacío,
que se escapen las horas cuando estoy sin ti;
que se pare el mundo que nos mece a los dos...
Que te quiero...
¡Que te quiero, sí!
Que no hay más mundo que el de tus besos,
ni más tiempo que nuestro reloj,
ni más abrazo que el que siente mi alma
cada vez que escucha tu voz...
Que no pesa la vida cuando hay vida
¡que no!
lo que pesa es esta locura
que llena de razones al corazón.

Deja que yo te sea;
mezamos en un abrazo
de esos, a mi manera,
el peso de tanto amor.
Y despues,
que sea lo que dios quiera...



miércoles, 9 de marzo de 2016

Quererte...

Es quererte con el alma
y entender que no habrá vida
sin vivirte en esta vida:
una dulce locura que no debe curar el tiempo
-ese tonto iluso creerá traerme a mis cabales
cuando pase la tormenta-.
Y hay cielos que en plena tormenta
se llenan de luces...

Sin elección


Hay personas que pasan por nuestra vida
como un día cualquiera; como cualquier día
que te abraza sin más.
Luego sientes ese abrazo el resto de tu vida.
Y hay personas que te arrastran en su ventolera;
te elevan, te atrapan, te ciegan la razón.
Luego pasan y te quedas enredado en un por qué.
Uno tras otro, el resto de tu vida...
A veces no elegimos el aire que respiramos
pero al menos, deberíamos elegir
por quien quedarnos sin respiración.

Las mareas...


Creímos que sólo las mareas dependían de la Luna
pero al segundo beso la vida nos daba vueltas.
Aquella noche nos mareamos los tres...




La vida arrastra todo aquello que no quiere irse,
que se agarra a la razón, al misterio de la verdad,
porque en esa huída descabellada que a veces tiene,
no hay alma que se quede quieta;
no hay palabra que, habiendo dicho, quede en el olvido...



sábado, 5 de marzo de 2016

 A veces siento que se apagan los dias.
Y entonces descubro que en penumbras sé vivir.
A veces veo cómo desaparezco a lo lejos, sin mirar atrás.
Y es entonces que estoy más cerca que nunca de encontrarme.
Sólo alguna vez he necesitado no estar.
Y me quedé para siempre.
Y hoy, tú conmigo, tiene sentido.

domingo, 21 de febrero de 2016

Contigo.


Tantos dias ya que me vistes la vida...
Podría decirte por qué te amo
si en alguna de mis palabras
consiguiera reflejar tu voz y esa paz que me invade al sentirla mía...
Podría decirte por qué te amo, si de mis dedos, los versos quisieran dejar ir la añoranza que tu piel provoca en mi piel...
Y podría decirte cuánto te amo si en mi boca quedara espacio para contar instantes que viví contigo, que llené de ti y que gasté a besos rendidos de amor...
Del color de las flores rosas dibujas los días de mi espera.
Y me intuyes tuya.
Y me sabes toda.
Y en esta alfombra de primavera
decidí volar contigo.
Contigo mi vida entera...

viernes, 19 de febrero de 2016

Si me encuentras...

Si me encuentras un día
dime cómo sigo,
si se me ve feliz,
si aun estoy joven...

Cuéntame qué te he dicho,
si te sonreí,
si me alegré de verte,
si llevaba las manos llenas
o el corazón vacío...

Háblame de mis maneras,
de lo que te contaron mis ojos,
si te mantuve la mirada.
Dime cuántas arrugas tenía mi frente
y si todavía usaba tacón.

Si te saludé con aprecio,
si te pregunté por los míos;
si me besaste en la cara
o me abrazaste,
si tenía calor
o mi cuerpo estaba frío.

Dime si olía a perfume,
si mi voz sonaba dulce,
si estaba nerviosa
o me embargaba la emoción.

Si me encuentras un día
pregunta si me extraña
y de parte mía,
que por qué me abandonó...

martes, 16 de febrero de 2016

Cómo ibas a saber que naciste para mi, que echaste raíces sólo para mantenerte erguida, que respiraste para hacerte bella. Cómo ibas a imaginar que en tu vestido de terciopelo unas manos vinieran a acariciarme el alma; que tus espinas sólo consiguieran derramar mi corazón y que disimulé entre tus tonos. Cómo ibas a pensar que en tu último viaje fueras tan cargada de vida, que abrazarme a ti  fuera mi único aliento. ¡Qué ibas a saber tú de mi! Quizás no dejaste tu huella en la tierra, ni nacieron de ti otras rosas en primavera, pero guardé tu cuerpo seco entre dos poemas y el recuerdo de tu olor en el libro de mis ganas nuevas...

miércoles, 3 de febrero de 2016

Siempre tendré dudas porque lo seguro en la vida invita al descanso y yo, soy guerrera.
Ayer te amaba y no sabía por qué.
Hoy te amo y no sé hasta cuándo.
Y mañana te amaré sin saber ni cómo...
Pero en esta osadía de amar a pesar de las dudas está mi esencia y tu persistencia. Eso hará nuestra lucha eterna.

miércoles, 13 de enero de 2016

MICRORRELATO



Todo cambió un martes.

     -Amor mio, llego esta tarde de Londres. Paso a recogerte para cenar... - te escuché decir.
No era yo tu destino ni tu fin aquella noche; alguien al otro lado del teléfono ya pensaba qué vestido ponerse.
El miércoles no viví.
El jueves viví sin mi.
El viernes viví sin ti...
El resto de mi vida, viví.
Ese día supe que todo habia cambiado, menos tú.

sábado, 9 de enero de 2016

 ¿Rompemos?
¿Quieres deshacerte conmigo?
A fin de cuentas, no hay marea que no provoque la Luna ni orilla que no bese algún mar...
Así, tu y yo podemos ser esa costumbre que dada por hecho, salpique ingenuamente nuestros días de locura.

Dos estaciones

Tuve que vestirte de otoño cuando aún ardían las tardes en mi cuerpo; dejar que las lluvias arrancaran de mis brazos esas ganas de tenerte conmigo.
Y calmarme la necesidad de escucharte a golpes de invierno: gélido, gris, sombrío...
Tú quisiste secarme el amor enterrandolo en hielo y yo, aún lloro las dos estaciones que pasó sin ti este tren baldío. 
Sé que debo ponerle nombre en el pasado,
y buscarle hueco en los estantes de mi olvido;
yo sé que no volverán sus días a cruzarse con los míos
y sé que ningún otro verano escucharé su voz.

También siento que a su paso rompió los embalses de mi alma,
esa que usted no tuvo y yo quise prestarle tantas veces;
tantas veces como usted no quiso... como usted no quiso.
Y es que no llego a alcanzar la razón de su destino...

Ante la duda, no puedo llamarle señor.

Ella nació descalza de por vida pero nunca anduvo sola.
Traía un camino escrito detrás de cada paso y en su espalda, un saquito de esperanzas
que le abrigaba las noches frias.
No tuvo distancias en el alma; el recuerdo la hizo hielo y el amor la volvio sal.
Un mar de dudas cubrió la estampa de su figura aquella noche que no volvió...

domingo, 3 de enero de 2016

 ¿Con qué aperos se trabaja la vida?
Labrando el porvenir de la pobreza se hacen castillos los señores.
Díganme si no hay tierra más fértil que el corazón de un hombre que nace...
Vestida de Luna rota se sienta a la mesa su sonrisa: un padre que vestido de esperanza muerta, mira repetirse su historia...
Cuando usted decia mi nombre, señor...
Cuando usted reía...
Señor, cuando era usted y yo era...
No olvide que espero.
Y no espere que olvide...