sábado, 9 de enero de 2016

Ella nació descalza de por vida pero nunca anduvo sola.
Traía un camino escrito detrás de cada paso y en su espalda, un saquito de esperanzas
que le abrigaba las noches frias.
No tuvo distancias en el alma; el recuerdo la hizo hielo y el amor la volvio sal.
Un mar de dudas cubrió la estampa de su figura aquella noche que no volvió...

No hay comentarios:

Publicar un comentario