domingo, 3 de enero de 2016

 ¿Con qué aperos se trabaja la vida?
Labrando el porvenir de la pobreza se hacen castillos los señores.
Díganme si no hay tierra más fértil que el corazón de un hombre que nace...
Vestida de Luna rota se sienta a la mesa su sonrisa: un padre que vestido de esperanza muerta, mira repetirse su historia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario