miércoles, 13 de enero de 2016

MICRORRELATO



Todo cambió un martes.

     -Amor mio, llego esta tarde de Londres. Paso a recogerte para cenar... - te escuché decir.
No era yo tu destino ni tu fin aquella noche; alguien al otro lado del teléfono ya pensaba qué vestido ponerse.
El miércoles no viví.
El jueves viví sin mi.
El viernes viví sin ti...
El resto de mi vida, viví.
Ese día supe que todo habia cambiado, menos tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario