miércoles, 30 de marzo de 2016

¿Tú no?

¡Qué lástima! 
Tantas cosas que diría,
que sentí sin sentido...
¡Qué lástima!

Qué lástima
de amor.
Porque... ¿por qué?
¿Y yo?
Porque ¿tú no?

¡Qué lástima! 
Qué lástima...

martes, 22 de marzo de 2016

DIEZ LUNAS

Tú quisiste que esperara diez lunas: más de mil mareas...
Yo hundí mis pies en la arena,
consciente de que las olas distraen la mirada
mientras arrastran el cuerpo.

Muchos soles templaron mis ansias
y muchas noches cansaron mis duelos;
tantos deseos abandonados en un andén
donde sólo pasaban estaciones.

Nunca viniste a verme.

En mil mareas, la Luna creció diez veces; en diez lunas, el mar me arrastró...

viernes, 18 de marzo de 2016

Hay abrazos sin sueños, porque nunca duermen.
Y abrazos dormidos porque despertarlos sólo es un sueño.
Tomarnos consciencia en algunos instantes es abrazarnos a un tiempo que durará lo que dure un sueño... 

Momentos "torpeza"...

Esos tiernos momentos,
ajenos,
tan idos como vueltos,
tan sueltos como esclavos;
esos momentos de torpeza estudiada
-serpientes distraídas-,
huidizas gotas de cristales templados...

Tú y tus principios ausentes.
Tú y esa vaga sensatez de los instintos aprobados.
Tú y el silencio encontrando la medida perfecta,
recuerdos acostados,
deseos,
alfileres prendidos al hilo de tu conciencia...

Me miras y vuelves.
De tus labios, una mueca...
El resto de un momento de torpeza.

jueves, 17 de marzo de 2016

Algunas veces me da miedo quedarme a solas; me asusta preguntarme qué quiero, qué necesito, por si acaso no coincidimos.
A veces pienso que mi vida y yo nos desencantamos cuando estamos de acuerdo; no espero de ella que me siga la corriente ni ella que yo la espere.
Y otras veces, simplemente soy lo que espero de mi. Y todos aburridos...

martes, 15 de marzo de 2016

Que sea lo que sea...

¡Que nos pese la vida de llenarla de vida!
Que nos duela el alma de tanto querernos,
que se haga añoranza cada abrazo vacío,
que se escapen las horas cuando estoy sin ti;
que se pare el mundo que nos mece a los dos...
Que te quiero...
¡Que te quiero, sí!
Que no hay más mundo que el de tus besos,
ni más tiempo que nuestro reloj,
ni más abrazo que el que siente mi alma
cada vez que escucha tu voz...
Que no pesa la vida cuando hay vida
¡que no!
lo que pesa es esta locura
que llena de razones al corazón.

Deja que yo te sea;
mezamos en un abrazo
de esos, a mi manera,
el peso de tanto amor.
Y despues,
que sea lo que dios quiera...



miércoles, 9 de marzo de 2016

Quererte...

Es quererte con el alma
y entender que no habrá vida
sin vivirte en esta vida:
una dulce locura que no debe curar el tiempo
-ese tonto iluso creerá traerme a mis cabales
cuando pase la tormenta-.
Y hay cielos que en plena tormenta
se llenan de luces...

Sin elección


Hay personas que pasan por nuestra vida
como un día cualquiera; como cualquier día
que te abraza sin más.
Luego sientes ese abrazo el resto de tu vida.
Y hay personas que te arrastran en su ventolera;
te elevan, te atrapan, te ciegan la razón.
Luego pasan y te quedas enredado en un por qué.
Uno tras otro, el resto de tu vida...
A veces no elegimos el aire que respiramos
pero al menos, deberíamos elegir
por quien quedarnos sin respiración.

Las mareas...


Creímos que sólo las mareas dependían de la Luna
pero al segundo beso la vida nos daba vueltas.
Aquella noche nos mareamos los tres...




La vida arrastra todo aquello que no quiere irse,
que se agarra a la razón, al misterio de la verdad,
porque en esa huída descabellada que a veces tiene,
no hay alma que se quede quieta;
no hay palabra que, habiendo dicho, quede en el olvido...



sábado, 5 de marzo de 2016

 A veces siento que se apagan los dias.
Y entonces descubro que en penumbras sé vivir.
A veces veo cómo desaparezco a lo lejos, sin mirar atrás.
Y es entonces que estoy más cerca que nunca de encontrarme.
Sólo alguna vez he necesitado no estar.
Y me quedé para siempre.
Y hoy, tú conmigo, tiene sentido.