miércoles, 9 de marzo de 2016

Sin elección


Hay personas que pasan por nuestra vida
como un día cualquiera; como cualquier día
que te abraza sin más.
Luego sientes ese abrazo el resto de tu vida.
Y hay personas que te arrastran en su ventolera;
te elevan, te atrapan, te ciegan la razón.
Luego pasan y te quedas enredado en un por qué.
Uno tras otro, el resto de tu vida...
A veces no elegimos el aire que respiramos
pero al menos, deberíamos elegir
por quien quedarnos sin respiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario