martes, 3 de mayo de 2016

Diario.

Yo te tengo siempre.
Todo me recuerda a ti;
todo quisiera compartirlo contigo,
porque sé que tú verías en mí ese doble sentido
que me vive dentro y me mata de soledad.
Creo que tú traspasarías ese inmenso muro
que la pena me puso contra la vida.
Sé que en ese espacio,
entre lo que tengo y lo que soy,
en ese hueco donde nadie me acompaña nunca,
tú te sentarías a mirarme
como quien se enfrenta a un espejo.
No sé explicarlo mejor.
Pero te quiero.
Supongo que así de sencillo.
Y así de bello...

No hay comentarios:

Publicar un comentario