martes, 5 de julio de 2016

Quizás he dejado atrás más de lo que quise pero, arrastré conmigo la emoción de unos ojos que ven por primera vez, y unos dedos sensibles al tacto de la vida, en cualquier doblez, y un corazón dispuesto a pararse por un beso, y una mirada que se ausenta para volverse adicta a la belleza...
Quizás tuve que perder pero, conservo las pestañas húmedas de alegrías contenidas y de penas devueltas. Me queda un puñado de timideces locas de atar y la extravagancia de un sueño resuelto; y esta forma desordenada de llevar los años, más en mis caderas que a la espalda...
Quizás no viví lo suficiente, quizás conocí a medias la vida pero, ella se hizo inmensa dentro de mi; ella y yo... intensas. Las dos, aún por descubrir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario