lunes, 8 de agosto de 2016

De mi y de ti...

Tienes el sabor de un nudo en la garganta
que no se desvanece con el llanto,
que no se hace hiel en la boca
y que no, no se queda a dormir.

Un grito.

Y tienes el brillo de un por qué en la mirada
que no quiere respuesta,
que no mira a razones sensatas...
y que no, no quiere saberme.

Te excita.

Llevas el rocío en la yema de los dedos,
húmedos restos de mi y de ti;
de dos pasados encontrados
en el cristal de un naufragio:

el mensaje en la botella.

                Dejemos saber al alma
y que el cuerpo nos piense...



No hay comentarios:

Publicar un comentario