miércoles, 24 de agosto de 2016

Hace unos días soñé que mi vida era una mentira y yo no lo sabía. Y sentí tanta angustia que lo llamé pesadilla.
Después descubrí que había más verdad en mi sueño que pesadilla en mi mentira.
Y es que quizás el miedo está siempre dormido en la inconsciencia, porque soñar despierto no es tenerle miedo a la vida, ni cerrar los ojos y querer vivir, es siempre una mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario