viernes, 26 de agosto de 2016

Proposiciones...

- Deja que te vea.  
Yo no sé decirte, pero cuando pasas se me alegra el alm a , me tiembla el cuerpo y merece la pena el día; y no sé por qué.
¡Anda, dé jame verte, deja que me acerque a ti! Tú sabes... acariciarte las manos, mirarte a los ojos y si acaso, algún beso de viejo...

Pero qué altiva la juventud, creyendo insolente a la experiencia viva. Como si los años encerraran sólo desesperanza y olvido. Qué ingratitud pensarse un deseo inalcanzable, pudiendo ser el motivo de un sueño.

Quizás no deba cambiar la historia, pero tampoco el camino..

No hay comentarios:

Publicar un comentario