miércoles, 3 de agosto de 2016

AMANTES

Secarme en tu toalla
es mi maldad de cada día.

Me gusta tanto enterarme de ti...

Sé que dejas correr tu cansancio
en mi bañera, para luego,
mojarte de vida entre mis brazos.
A cambio, disfruto tus secretos
descansados a mis pies:
tirados,  vulnerables y adictivos...
¡malditos momentos salados!

Me gustas tanto...

A la noche, es tu ausencia
quien despierta mis deseos

...este infierno húmedo...

          ...abrasándome...

No hay comentarios:

Publicar un comentario