miércoles, 3 de agosto de 2016

Tres puntos.

Y yo que era de punto y seguido,
de lineas abiertas,
de mente libre,
de moral en suspense...

Yo que era fria en mis respuestas,
parca en idearios,
firme en mi sentencia,
opaca en mis lagunas.

Yo, que me hice lenta en la corriente,
que jugué a las damas con los reyes,
que entretuve el viento en la tormenta;
que fui cuando nadie me miraba...

...cerré la puerta en pleno destino,
me quedé fuera,
me senté a la espera de verme pasar
y me invité a vivir...

Y hoy resulto de seguir una linea
con la mente abierta,
la moral libre
y un sin fin de puntos suspensivos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario