viernes, 21 de octubre de 2016

He pensado muchas veces en la palabra "autenticidad". Y en su significado, y en la fuerza que desprende sólo pronunciarla... Y en la falsedad que genera. ¿Irónico, verdad?
En cuanto se nombra se asoma la duda, como si fueran amantes, como si del brazo hubiesen paseado un torbellino de pesares.
¡Qué auténtico el amor! Qué corta mentira...

No hay comentarios:

Publicar un comentario