martes, 24 de enero de 2017

Sin demás...

A ti, que te crees de mi, que me crees tan tuya...
No es tan difícil entender que una mente flexible no se doblega, aprende; que un cuerpo flexible no se rompe, se deja llevar, que un corazón flexible no se seca, se hace grande o se hace chico, se adapta. No es tan difícil entender que mis veneros desembocan en el mar, que navegan mis penas en pateras y cualquier corriente se las lleva. No es tan difícil entender que sentir como yo siento no es respirar por amor ni vivir del aire; es soñar en cada vuelo, es nacer en cada sueño y morir a tres mil pies para caer rendida de nuevo a la vida. No es tan difícil saberme de nadie y sentirme en cualquier lugar.
No te equivocas, no. Me tienes cuando eres y me voy cuando no estás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario