domingo, 7 de mayo de 2017

Te invito.

Ven,
no te quedes a mis puertas.
Acerca tantos besos que pensaste hasta mi boca
y no creas que me arrastran los demonios por cobarde.
¡Enredate con ellos!
Respira el aire que vicio para ti
y después, disfruta de esta cita envenenada.
Voy a ser tan buena que querrás perderte para siempre;
voy a ser tan mala que ya estarás perdido.

      - ¿Puedo quedarme?
      - ¿A dormir?
      - A morir contigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario