sábado, 15 de julio de 2017

¿Qué misterio, no?
Que me cueste tanto quererte como olvidarte,
tenerte dentro como dejarte ir...
Qué curioso desvelarme en pleno sueño
y soñarte hasta rendirme el día.
Qué pena no saber cegarme en la mentira
como entregarme a la evidencia.
Qué tristes los días sin ti,
qué limpia mi almohada,
qué maldita agonía
ganar la razón en plena locura...

¡Qué cosas tiene la vida!
Que tan pequeño me hizo el traje con el que vestirme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario